El ministro de la Segpres, Juan José Ossa, junto al vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, insistieron en que no existen argumentos para aprobar la acusación constitucional contra el Presidente Piñera.

Pasadas las 09:00 horas de este martes el Senado comenzó el debate de la acusación aprobada por la Cámara de Diputadas y Diputadas. El libelo requiere del respaldo de dos tercios de los senadores en ejercicio, es decir, 29 votos a favor para ser aprobada. De lograrse ese piso, el Presidente será destituido e inhabilitado de ejercer cargos públicos.

Al respecto, Ossa afirmó que “la defensa del Presidente demolió todos y cada uno de los argumentos que dieron los acusadores. Demostró que está basada en hechos falsos, demostró que no se ha cometido ningún ilícito”.

“El llamado a los senadores y senadoras es (…) a resolverla en conciencia y como jurado. Por momentos hubiéramos esperado que algunos senadores prestaran más atención a la defensa porque tienen que fallar como jurado”, señaló.

Junto con eso, Ossa acusó que “se pretende romper una tradición de democrática, que un Presidente en ejercicio le entrega la banda presidencial a aquel que el pueblo chileno decide que sea su continuador”.

Por otro lado, Bellolio afirmó que “por la vida del Presidente en el pasado pretenden decir que es culpable en el futuro”.

“Por más que vuelvan a mentir algunos acusadores, que vuelvan a mentir otros, no pueden dar vuelta lo que ya se investigó”, recalcó el ministro.

Sobre la acusación, el vocero de Gobierno aseveró que “no concurren los fundamentos para una acusación constitucional, menos de un Presidente de la República. Es obvio que esto se hizo con un interés político como fue argumentado todo el rato en la Cámara de Diputados y como fue nuevamente argumentado acá y con un interés electoral”.

/psg