Un grupo de taxistas llegó durante el mediodía de este miércoles a la Alameda, en pleno centro de Santiago, para protestar en contra de las aplicaciones y para exigir la baja en el impuesto específico a los combustibles.

La movilización, que había sido autorizada por las autoridades del Gobierno, reunió a más de 500 vehículos, que avanzaron en caravana hacia la principal calle de la capital. En lo concreto, los transportistas ingresaron hacia el sector avanzando desde Santa Rosa hacia el norte, llegando a la esquina del Paseo Ahumada.

“Vamos a ir a dejar una carta al gobierno y dependiendo de la respuesta que nos den vemos si nos quedamos”, explicó Claudio Morales, vocero de la agrupación de taxistas, en declaraciones consignadas por La Tercera.

El representante señaló que buscará entregar una carta al presidente Sebastián Piñera, a la Gobernación de la Región Metropolitana y a la Convención Constitucional, donde detallan todas sus demandas.

Según los manifestantes, desde el año 2014 vienen exigiendo la regulación de las plataformas de transportes como Uber y Cabify, además de la disminución del precio de los combustibles.

/gap