La Fiscalía alemana afirmó que están “100% seguros” que Christian Brueckner, principal sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann, es el culpable.

“Estamos seguros de que tenemos al hombre que la secuestró y la mató”, indicó el fiscal alemán Hans Christian Wolters en conversación con el diario británico The Mirror.

Según señaló el persecutor, ya tienen la evidencia para procesar a Brueckner, por lo que esperan construir un caso lo más sólido para “acusarlo con la mejor evidencia posible”.

“No digo que lo que tenemos ahora no sea insuficiente. Pero él está en prisión, así que no tenemos esta presión sobre nosotros. Tenemos tiempo en nuestras manos”, explicó el fiscal.

Junto a ello, Wolters dijo que la evidencia incluye un análisis telefónico que ubicó al sospechoso en el Ocean Club cuando Madeleine McCann desapareció y una confesión que Brueckner le hizo a un amigo.

“Es evidencia circunstancial, no tenemos evidencia científica”, indicó Wolters. “Si tuviéramos un video del acto o una foto de Madeleine muerta con Brueckner, no hubiéramos tenido que hacer un llamado público, pero solo tenemos pruebas circunstanciales. Aunque para nosotros, no hay otra posibilidad. No hay esperanza de que esté viva”, admitió el fiscal.

Christian Brueckner, quien tiene antecedentes por pedofilia, cumple desde el 2019 una condena de siete años en una cárcel alemana por la violación de una mujer estadounidense de 72 años, dos años antes de la desaparición de Madeleine McCann y cerca del lugar del presunto crimen, en un domicilio de Praia da Luz.

Según indicó el mismo medio, la fiscalía alemana ya envió una carta a los padres de Madeleine McCann, donde les aseguraron tener pruebas de que su hija estaba muerta.

Wolters pidió “paciencia” con la investigación, mientras que los abogados de Brueckner sostienen que su defendido no tiene nada que ver con el caso McCann.

/psg