El expresidente Ricardo Lagos envió una carta a la Convención Constitucional, en medio de las semanas clave que está viviendo el órgano en relación a la votación de normas que quedarán en el borrador final de la propuesta de nueva Constitución.

En la misiva de ocho páginas, Ricardo Lagos expone su punto de vista en relación a los cuestionamientos que se han realizado al interior de la Convención a los gobiernos de la transición.

El ex constituyente DC, Fuad Chahín, habló sobre este y otros temas junto a Álvaro Paci.

Sobre el mensaje del expresidente, Fuad Chahín manifestó que “me interpreta mucho la carta del expresidente Ricardo Lagos. Yo creo que aquí tenemos dos malas constituciones, la del 80 y la propuesta de la Convención. El país no se merece elegir entre dos malas constituciones”.

“Por cierto, la propuesta de la Convención tiene elementos rescatables que a mi juicio tenemos que mantener en cualquier instancia y evento, tal como lo dice la carta del Presidente Lagos. Porque no se tratan de que los procesos se tiren por la borda, pero tampoco podemos conformarnos con una Constitución mediocre que nos sigue dividiendo, que a mi juicio amenaza la estabilidad democrática y la posibilidad de que el país prospere para poder financiar los derechos sociales. Esta nos hace más vulnerables que seguros en relación con la principal amenaza a la familia y a la institución que es el crimen organizado y la violencia”, indicó.

Sobre si cree que la carta del expresidente invita a los chilenos a votar rechazo, el ex constituyente afirmó que “si el Presidente Lagos hubiese querido llamar a aprobar, lo hubiese dicho. Él lo que hace es hacer un juicio crítico del texto constitucional, pero con justicia. No es un juicio crítico antojadizo. Lo hace recogiendo lo bueno, pero también explicando el por qué él considera que hay muchos aspectos negativos, nefastos de este texto constitucional”.

“Yo creo que lo que plantea el Presidente Lagos a mi juicio es clave. Aquí estamos ante dos malas constituciones. Hay que desdramatizar el resultado del 4 de septiembre, porque independientemente de lo que ocurra, el país tiene la responsabilidad política y ética de trabajar para tener un texto constitucional que realmente nos reencuentre en la paz y justicia, y garantice la seguridad y prosperidad”, agregó.

“La discusión acá es analizar si este texto es bueno o malo para el país. No podemos condenar al país a los próximos 40 años a una Constitución que nos divide y da inestabilidad e inseguridad, que no garantiza la prosperidad. La gran promesa que son los derechos sociales, que yo creo que quedaron bien plasmados en la Constitución, van a quedar solamente en el papel. Yo no quiero derechos sociales nominales. Yo quiero que la gente viva mejor con dignidad, libertad y seguridad”, señaló.

En relación a su voto en el plebiscito de salida, el ex constituyente afirmó que “a mí me hubiese encantado votar apruebo porque yo impulsé y firmé el acuerdo por la paz y la nueva Constitución. La primera firma que estaba en ese documento el 15 de noviembre del 2019 es la mía. Como Presidente del Partido tomé la decisión de ser candidato para relevar la importancia de este proceso. Por cierto, a uno le hubiese gustado ser protagonista de un proceso exitoso, yo trabajé intensamente para que así sea”, indicó.

Tercera vía en el proceso constituyente

Fuad Chahín comentó en el programa que es partidario de una tercera vía si gana la opción del rechazo en el plebiscito de salida que se desarrollará el 4 de septiembre.

El ex constituyente tomó como ejemplo la carta del expresidente Lagos en este tema. “Lo más importante, a mi juicio, es que él bendice la tercera vía. Yo creo que la gran noticia del día de ayer es que, junto con la carta del expresidente Lagos, es que se aprobó por unanimidad en la Comisión de Constitución del Senado esta propuesta de reforma que lo que plantea es bajar el quórum para hacer cambios a la actual Constitución. No solo cambios sustantivos, sino que poder cambiar incluso el capítulo 15 para poder abrir un nuevo proceso constituyente distinto”, afirmó.

“Yo creo que ese es el camino. Que podamos terminar con una nueva Constitución. Lo que sí pienso es que no debemos partir desde una hoja en blanco. Deberíamos partir como insumo para esa nueva Constitución, si es que gana el rechazo, la propuesta de la Convención para recoger las cosas positivas. También deberíamos tomar como insumo la propuesta de Bachelet, porque también tiene un mérito. Tuvo una base de discusión, de participación ciudadana, mayor incluso que la Convención. Esos dos deberían ser la base para una tercera vía”, indicó.

/psg