Este domingo se produjo el fallecimiento del cardenal Jorge Medina Estévez a la edad de 94 años, quien fuera un destacado representante de la Iglesia chilena en el Vaticano, en donde cumplió diversos roles en la alta curia romana.

Quien también fuera obispo de Rancagua, fue prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y Cardenal Protodiácono, función en la que le correspondió anunciar el nombre del electo Papa Benedicto XVI en 2005.

La carrera eclesiástica de Medina se inició en el Seminario Menor de Santiago. Fue ordenado sacerdote el 12 de junio de 1954. Hasta 1965 enseñó filosofía en el seminario y teología en la facultad de la Pontificia Universidad Católica de Chile hasta 1994.

En 1984, el Papa Juan Pablo II lo eligió obispo titular de Tibili y auxiliar de Rancagua., luego en 1993, fue trasladado como obispo de Valparaíso. Tres años después fue nombrado Pro Prefecto por el Vaticano y en 1998 fue designado como cardenal.

En Roma, fue miembro de las Congregaciones para el Clero, para la Doctrina de la Fe y para los Obispos. del Pontificio Consejo para la Familia y de las Comisiones para América Latina y Ecclesia Dei y de la Comisión Teológica Internacional y de la comisión encargada de elaborar el borrador del Catecismo de la Iglesia Católica.

Según informaron desde la Conferencia Espiscopal, su velatorio se está desarrollando en la Parroquia La Transfiguración del Señor, ubicada en Las Condes, y su Misa Funeral se realizará este lunes 4 de octubre a las 14:00 hrs. en la Catedral Metropolitana de Santiago.

/psg