Con un alza de 1,14% cerró este lunes el cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME), en medio de los llamados de cautela de analistas, debido a la desaceleración del sector inmobiliario chino.

El metal rojo se se transó en US$4,41346 la libra contado, que se compara con los US$4,36379 del viernes y los US$4,28645 del jueves.

Con ello, el promedio del mes se ubicó en US$4,42947 y el anual en US$4,21113.

“Debemos ser cautelosos, la desaceleración inmobiliaria de China es preocupante, está arrastrando a los metales básicos”, dijo Dan Smith, director gerente de la consultora Commodity Market Analytics.

“Los inventarios de cobre son bajos, pero el lado de la minería está comenzando a subir. Pasamos de un mercado en déficit a uno que estará en equilibrio durante los próximos tres a seis meses”.

El mercado inmobiliario de China, que representa una cuarta parte del Producto Interno Bruto (PIB) según algunas métricas, se ha desacelerado drásticamente desde mayo, con una caída en la confianza ante una creciente crisis de liquidez.

/psg