El amor ha dado la espalda a Arturo Vidal por partida doble este año. O quizá ha sido el chileno el que le ha dado la espalda al amor. Lo que realmente importa es que el futbolista del Barça se ha quedado soltero y ha dejado escapar a dos auténticas diosas.

La primera ruptura, con Marité Matus, tuvo lugar en enero de 2019. El matrimonio estuvo muy afectado por los constantes cambios de residencia, ya que Arturo pasó en poco tiempo por Juventus, Bayern de Munich y Barça. Los movimientos son usuales en la vida de un futbolista, pero afectó negativamente a su vida amorosa. Sin embargo, lo que de verdad acabó con su relación fue un nuevo amor: el chileno quedó completamente enamorado por Sonia Isaza. 

Con la modelo colombiana han pasado unos meses de mucho cariño y cursilería. No obstante, una discusión podría haber dejado en punto muerto su relación. Y es que los dos ya ni siquiera se siguen en las redes sociales, tal y como ha podido comprobar este portal. Además, el azulgrana habría borrado algunas de las fotografías en las que aparecía junto a Sonia Isaza.

Ahora, las dos demuestran que hay vida lejos de Arturo Vidal. La primera, Marité, está disfrutando de unos calurosos días en México, donde se baña en agua cristalina con su increíble bikini florecido. Además, está aprovechando para pasar tiempo junto a sus hijos y sin Arturo. 

View this post on Instagram

Que bonito es lo bonito❤️💪🏽

A post shared by Sonia Isaza (@niaisazaoficial) on