Uno de los heridos durante el ataque incendiario que destruyó el molino Grollmus, la casa patronal y una vivienda en Contulmo, en la provincia de Arauco, debió ser intervenido para amputarle la pierna.

Según radio Bío Bío, el afectado es Carlos Grollmus Thiele, de 79 años, quien recibió un impacto de bala en una pierna, por lo que fue sometido a una cirugía.

Carlos Grollmus se encuentra conectado a ventilación mecánica en el Hospital Regional de Concepción.

El ataque dejó un total de tres personas heridas, Carlos Grollmus; Cristian Cid Ferreira (48), cuidador del predio que terminó con un trauma ocular, y Hellmuth Grollmus Scherer, adulto mayor de 85 años.

/Gap