José Ramón Valente reconoce que ayer triunfó un relato menos ideologizado. El economista y exministro de Economía asegura que los resultados de las elecciones presidencial y parlamentaria echan por tierra las propuestas de cambios radicales al modelo emanadas de sectores de izquierda y cree que la conexión que logró José Antonio Kast con temas urgentes y prácticos, como la violencia e inmigración, fueron claves en su paso a segunda vuelta.

“Mi lectura de las votaciones es que a los chilenos les importa poco la ideología y mucho sus problemas personales. Temas como la violencia, inmigración e inflación, son más relevantes que izquierda, derecha o buscar un cambio de modelo”, afirma el economista.

¿Qué le parece que el candidato Kast haya liderado la primera vuelta presidencial y enfrente a Gabriel Boric en el balotaje?

Mi interpretación es que la gente optó por aquellos candidatos que se manifiestan con una posición clara respecto a los problemas de los lugares en que vive. Por ejemplo, Kast ha manifestado su rechazo claro a la violencia y obtuvo una votación enorme en La Araucanía, a diferencia de Boric, quien fue castigado dada su postura tímida en contra de la violencia. Otro ejemplo es el candidato Parisi, quien manifestó claramente su posición en contra de la inmigración ilegal en el norte. A su vez, la Región Metropolitana (donde Boric obtuvo una alta votación) es una zona más ideologizada. Ahí los temas de violencia en La Araucanía e inmigración son menos angustiosos que en el norte y en el sur. Al final, en el voto de mucha gente hay menos ideología y más sentido práctico. Cuando se sufre la violencia no importa si eres de derecha o de izquierda, al igual que con el tema de la inmigración; te importa que te resuelvan el problema.

¿Cómo influirán los temas económicos en esta segunda vuelta?

La inflación, por ejemplo, es un tema que afecta directamente a la gente. La gente lo siente día a día en sus bolsillos. Va a ser crucial cómo la gente conecte con un candidato que le pueda resolver sus problemas de pérdida del poder adquisitivo y alza de las tasas de interés, más allá de si es de derecha o de izquierda. En ese sentido, Kast tiene ventajas frente a la candidatura de Boric: es menos ideológica y puede conectar mejor con la idea de resolver los problemas prácticos de la gente. La candidatura de Boric es bastante más ideológica al insistir con el relato de cambio de modelo y fin del neoliberalismo. Kast puede lograr mejor conexión en temas como la inmigración, inflación y tasas de interés, por ejemplo.

Modelo

¿Estas votaciones podrían estar demostrando que hubo una sobreinterpretación de aquellos que veían en el estallido social un cambio radical al modelo?

Los resultados demuestran una sobreinterpretación de lo que fue el estallido de octubre, al tratar de asignarle un carácter más político e ideológico. El estallido tuvo mucho más que ver con los problemas más cotidianos de las personas. Una cosa es que la gente diga ‘no me alcanza el sueldo, me están subiendo el pasaje de la micro, estoy muy endeudado y necesito que alguien me de una respuesta a eso’, a decir que quiere un cambio radical del modelo de desarrollo del país y el fin del neoliberalismo. Ese último relato no tiene correlación con la votación de hoy.

/Entrevista de Julio Nahuelhual para La Tercera

/gap