“Si caigo, no caeré solo. Caerán varios países. Con la gasolina que hay en España, si soy extraditado tiraré una cerilla desde mi avión para que arda”. El exjefe de los servicios de inteligencia venezolanos Hugo Carvajal -conocido como “El Pollo”- busca que esa amenaza se convierta en profecía. La advertencia, de acuerdo con el diario español Libertad Digital, la lanzó entre sus conocidos pocos días después de ser detenido, y las primeras señales de que está dispuesto a materializarla las dio el lunes cuando compareció por algo más de una hora frente al juez Manuel García-Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción Nº 6 de la Audiencia Nacional española.

Las declaraciones de Carvajal apuntarían directamente al exvicepresidente del Gobierno y fundador de Podemos, Pablo Iglesias, y a un presunto financiamiento irregular de su partido. Podemos es una colectividad de izquierda que hoy participa de la coalición de gobierno del presidente español Pedro Sánchez (del Partido Socialista Obrero Español, PSOE), que en Chile tiene como aliados ideológicos a los partidos del Frente Amplio.

La comparecencia, además, Carvajal la hizo a petición propia, ya que informó al juzgado que estaba dispuesto a proporcionar información de interés para la justicia de ese país. Su propósito: evitar su extradición a EE.UU., que lo reclama por narcotráfico, blanqueo y colaboración con las FARC.

Carvajal también solicitó ser considerado como testigo protegido ya que aportó información sobre el grupo terrorista Hezbolá, pero sobre este asunto aún no se pronuncia el tribunal.

El diario español El Mundo escribe que “fuentes jurídicas aseguraron que la declaración del exjefe del espionaje venezolano contenía afirmaciones ‘de gran relevancia’ sobre la formación fundada por Pablo Iglesias, pero que se hicieron sin respaldo documental”; por lo que Carvajal se comprometió a aportar con pruebas y documentación, las cuales tendría almacenadas en varios pendrives. Con dicha información “sensible”, trascendió, se podría ver afectado el gobierno actual y altísimos cargos de otros gobiernos socialistas del pasado; aunque sin mayores detalles sobre quiénes serían, porque la comparecencia fue declarada secreta.

El financiamiento de Podemos por parte del chavismo es un asunto que siempre ha perseguido a esa colectividad. Incluso, si los antecedentes presentados por Carvajal son satisfactorios, esto podría implicar que la Audiencia Nacional reabra una investigación que quedó archivada en 2016 por el presunto financiamiento ilegal del partido.

Ese año 2016, la Asamblea Nacional de Venezuela (equivalente al Congreso) pidió la colaboración de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Verstrynge, entre otros, para aclarar si el dinero que pagó el Gobierno de Hugo Chávez, al Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) entre 2003 y 2011, por concepto de asesorías y apoyo técnico en realidad sirvió para impulsar la fundación de Podemos, que nació en 2014.

En ese entonces, el diputado Freddy Guevara, quien presidía la Comisión de Contraloría, solicitó la colaboración de los dirigentes de Podemos para aclarar el uso que se le dio a más de 7 millones de euros. No obstante, nunca se supo el resultado de esa investigación, ya que en noviembre de 2017 Guevara tuvo que solicitar protección al gobierno chileno, ante su inminente detención por el régimen venezolano, el legislador permaneció en calidad de “huésped” en la Embajada de Chile en Caracas por más de dos años. Fue “indultado” en 2020, volvió a ser detenido y actualmente Guevara forma parte del equipo de Juan Guaidó que está negociando en México condiciones para que haya elecciones justas en Venezuela al final de este año.

Esa no era la primera vez que se hablaba de platas entregadas por el chavismo a Podemos. En junio de 2014 diarios españoles publicaron que la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), en cuyo consejo ejecutivo aparecieron tres de los principales dirigentes de Podemos (Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Luis Alegre, algunos ya apartados de la tienda) recibió desde 2002 hasta ese momento al menos 3,7 millones de euros del Gobierno de Hugo Chávez, de acuerdo con las cuentas depositadas en el registro de fundaciones del Ministerio de Cultura de ese país.

“Tras analizar las cuentas de 2002 a 2012, los ingresos de CEPS revelan varias constantes: en esa década el Gobierno de Hugo Chávez fue siempre su mejor y a veces casi su único cliente; buena parte de los pagos (1,6 millones) fueron por asesorar directamente a Chávez; cobró año tras año por la implantación de un sistema de seguridad social en Venezuela; y además facturó a una decena más de organismos gubernamentales, desde la cadena televisiva Telesur al Ministerio del Interior, para dar clases sobre ‘globalización’, pasando por el Banco Central de Venezuela para medir la ‘percepción socioeconómica’ de los venezolanos”, detalló El País.

La cercanía de los fundadores de Podemos con el Frente Amplio

Tras las primarias presidenciales, que posicionaron a Gabriel Boric como el abanderado presidencial de Apruebo Dignidad rápidamente varios de esos nombres vinculados a Podemos celebraron el triunfo y enviaron sus felicitaciones. En especial sus fundadores. Vía Twitter se pronunciaron Íñigo Errejón -que en 2019 se alejó de Podemos y ahora hace parte de la plataforma Más País-, y también el politólogo Juan Carlos Monedero: “¡Gran noticia! El Frente Amplio de Chile tiene ya candidato unitario. Gabriel Boric ha ganado las primarias”.

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos y uno de sus ideólogos, fue uno de los asesores políticos más cercanos al venezolano Hugo Chávez y además ha sido señalado por recibir de los gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador (a través de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA) un monto de 425.150 euros que no declaró al fisco en su momento, por un estudio sobre la viabilidad de una moneda única en Latinoamérica. El caso se hizo público en enero de 2015, lo que obligó al politólogo a abonar a la Agencia Tributaria española, el 29 de enero de 2015, 200.000 euros correspondientes al IRPF -Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas- de 2013. Además, en julio de 2016 la Universidad Complutense de Madrid, de donde es egresado en Ciencias Políticas y académico, lo sancionó con una suspensión de seis meses de empleo y sueldo.

En enero de 2019, Monedero se convirtió en el atractivo principal del festival Radicaliza la Democracia, organizado por el partido Poder, del Frente Amplio, que en ese tiempo presidía la actual aspirante a senadora Karina Oliva. Poder ya no existe, ya que en enero de 2020 se convirtió en Comunes, por la fusión del partido Poder Ciudadano y el movimiento Izquierda Autónoma.

En esa visita a Santiago Monedero se retrató con Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso, y se le vio junto a los entonces congresistas del Frente Amplio Tomas Hirsch, Claudia Mix, Florcita Motuda, Natalia Castillo, Renato Garín y Giorgio Jackson.

El interés particular de los podemitas en la situación política chilena no es un fenómeno reciente, incluso, la atención no es excluyente, sino que se centra en Latinoamérica. Los principales líderes de la colectividad han visitado en reiteradas ocasiones Bolivia y Venezuela, en lo que denominaron “visitas de Estado”. Adicionalmente, existe una serie de similitudes entre España y Chile que hacen proclive un traspaso de ideales políticos de un país a otro. En todo caso, al menos los partidos de izquierda del FA, como Comunes y Convergencia Social habrían adquirido o mantenido relaciones con la rama que se desplegó con Errejón en Unidas Podemos.

Foco en la Convención

También ha habido interés de Podemos en el proceso constituyente por el que atraviesa el país actualmente. Esto sobre todo porque Rubén Martínez Dalmau, uno de los fundadores del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), es uno de los asesores de la CUT para la reforma chilena.

Durante todos los jueves del mes de febrero el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia (España), Rubén Martínez Dalmau, participó de un ciclo de conversatorios impulsados por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Martínez Dalmau es un reputado constitucionalista español y se desempeña también como vicepresidente segundo de la Generalitat Valenciana -definida como el conjunto de instituciones de autogobierno de esa comunidad en España-, cargo al que ascendió gracias a su militancia en el partido político de izquierda Podemos.

Los seminarios eran parte de las actividades desarrolladas por el “Consejo Asesor para la elaboración de Propuestas Constitucionales del Mundo Sindical”, iniciativa de la CUT en conjunto con la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL) presentada el 22 de enero.

En marzo al abogado se le vio participando en ciclo de conferencias organizado por la Universidad de Valencia. Entre los ponentes también se encontraban abogados chilenos como Gastón Gómez, o Eric Palma González, que en su momento asesoró a los convencionales de la Lista del Pueblo.

El CEPS tuvo que bajar su perfil hasta desaparecer después de las revelaciones de millonarios cobros a los gobiernos de Correa y Chávez, pero antes asesoró a Hugo Chávez en su campaña presidencial y, también, en la redacción de la Constitución que este firmó en 1999. El Centro tuvo una influencia similar en los procesos constituyentes impulsados por Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia.

Sin embargo, como “heredero” del CEPS surgió el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), con sede en Quito. Institución que se ha mantenido activa y que en sus espacios de opinión no ha dejado de analizar la situación chilena, luego de los disturbios y protestas que sucedieron en octubre de 2019.

Más cuestionamientos

Con las declaraciones de Carvajal se podrían reabrir las diligencias que se encuentran archivadas desde 2016 que investigan aportes irregulares a Podemos. Los ingresos del partido ya han sido cuestionados también por el rol de Celag. En febrero del año pasado, un grupo de parlamentarios de Vox emplazó a Podemos y el PSOE, a referirse a los cuestionamientos sobre el presunto financiamiento ilegal y los pagos realizados a sus líderes desde el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), con sede en Quito, y el Programa Prometeo del ex Presidente ecuatoriano Rafael Correa.

El tema reflotó en ese entonces porque el magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que está en el exilio, Miguel Ángel Martín, aseguró al medio español OKDiario, que se encontraba investigando aportes ilegales al partido y las implicaciones entre la colectividad y un programa educativo ecuatoriano.

Hugo Carvajal fue apresado el 9 de septiembre. Se encontraba fugitivo desde noviembre de 2019, cuando fue autorizada su extradición a EE.UU.

Ante las declaraciones del “Pollo” Carvajal, el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, negó que existieran irregularidades en el financiamiento del partido y tildó de “basura de cloacas” las declaraciones del ex general chavista: “Desde hace una década Podemos vive con este tipo de informaciones de cloaca. Desde que nacimos, han dicho que hemos recibido financiación de Venezuela, Irán y Mordor, eso se ha demostrado falso y esto también lo es”.

Por Francisca Escalona para El Líbero

/psg