Raúl Escobar Poblete, conocido como el “comandante Emilio”, fue extraditado desde México a Chile para enfrentar a la justicia por el asesinato -en 1991- del senador y fundador de la UDI, Jaime Guzmán.

El exfrentista llegaría a nuestro país de madrugada en un vuelo de la Fuerza Aérea (Fach), escoltado por la Policía de Investigaciones (PDI).

De acuerdo fuentes consultadas, aún se evaluaba el recinto penal al que ingresara a su arribo, considerando que la Cárcel de Alta Seguridad está en proceso de remodelación.

Escobar Poblete se encontraba detenido en México desde 2017, donde fue capturado bajo el alías de Ramón Alberto Guerra Valencia por el secuestro de la ciudadana franco-estadounidense Nancy Michelle Kendall, a quién mantuvo cautiva por más de dos meses, desde el 13 de marzo hasta el día 30 de mayo del 2017, día de la detención. Se investiga su participación en otros secuestros, junto a un grupo de delincuentes en ese país. Por el hecho que se le imputó se le condenó a 60 años de cárcel.

Según antecedentes del caso, durante 20 años Raúl Escobar vivió en México bajo ese falso nombre, liderando una red de secuestradores que se dedicaba a cobrar sumas altas de dinero en dólares por las liberaciones. A él y esa red delictual se le atribuyen varios secuestros más que serían catalogados por las autoridades locales como “de alto impacto”.

El modus operandi de Escobar Poblete consistía en mantener a las víctimas encerradas por meses en cajas de madera construidas a medida para su estatura, similar a lo que se observó en el secuestro de Cristián Edwards en Chile. En estos espacios reducidos que contaban solo con una puerta pequeña se sometía a las víctimas a sesiones de música a alto volumen durante días. Durante el periodo en que el exfrentista mantuvo secuestrada a la mujer en México, esta sufrió la amputación de uno de sus dedos, hecho que habría sido cometido por Escobar Poblete.

De acuerdo a lo sostenido, el exfrentista -procesado como en Chile como uno de los autores materiales del asesinato de Guzmán- deberá regresar luego a cumplir su condena restante por secuestro en México. El proceso de extradición a Chile comenzó en 2018, en coordinación de la justicia de nuestro país con la mexicana.

Reacción del gobierno

Una vez que se conoció que Escobar Poblete sería extraditado, hubo una reacción de parte del gobierno.

“En el marco del tratado bilateral sobre extradición, Escobar Poblete se encuentra viajando a nuestro país en un vuelo FACh, para ser juzgado por su crimen. Una vez concluido este proceso, continuará cumpliendo la condena que le fue impuesta en México”, confirmó la Cancillería durante la tarde.

Por su parte, el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio, afirmó en La Moneda que la llegada de Escobar Poblete “es para dar cumplimiento a una orden judicial emanada por la Corte Suprema y gracias al trabajo que se ha hecho en el tratado de extradición por parte de las Cancillerías de Chile y México. Pero no estamos hablando de cualquier asesino, estamos hablando de una persona que a continuación derivó en un torturador, secuestrador y mutilador de mujeres. Crímenes que hizo, además, junto a su amigo, Ricardo Palma Salamanca, otro torturador y asesino. Estamos hablando de personas que han hecho en su vida una carrera de delitos, asesinatos, torturas, mutilaciones, secuestros”.

Bellolio agregó que “este es un paso más hacia la justicia, esta persona no ha compadecido nunca frente a la Justicia y aquí lo que hay es una entrega temporal por parte de México”.

Finalmente, el vocero de gobierno hizo un llamado “a todas las fuerzas políticas que frente a este hecho, no solo vuelvan a condenar lo que ocurrió hace ya muchos años atrás, sino que también a sostener que nunca, jamás, la violencia política y el asesinato pueden ser parte de la discusión en una democracia y la discusión de la política”.

En tanto, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, explicó que el “comandante Emilio” “será presentado ante un tribunal que le tomará declaración y tomará las decisiones una vez notificado de su procesamiento. Obviamente no podemos dar el detalle, ni el lugar de arribo ni de detención. Una vez que ello ocurra y sea puesto a disposición del ministro de la Corte a cargo de su procesamiento, ello será conocido públicamente”.

“Nos interesa que las personas que cometieron delitos como el asesinato en democracia de un senador de la república, a sangre fría, a través de disparos percutados por Escobar, sea juzgado en Chile, se determine su responsabilidad, se le condene y cumpla el castigo que como sociedad, y los familiares de Jaime Guzmán, se espera”, remató el subsecretario.

UDI valora extradición

Asimismo, la Unión Demócrata Independiente (UDI), partido que tuvo a Jaime Guzmán como uno de sus fundadores, también se pronunció ante este hecho.

“Valoramos que el gobierno de México haya concedido la extradición de Escobar Poblete para que pueda enfrentar la justicia chilena”, señaló la tienda en un comunicado. “El señor Escobar Poblete es un delincuente peligroso, un terrorista que cometió un atentado contra la democracia en Chile al ser el autor material del asesinato del senador Jaime Guzmán y que en los últimos años incluso cometió delitos de tortura y secuestro”, se señala en el texto.

En ese contexto, se agrega que “tanto la UDI como la familia del senador Guzmán hemos esperado más de 30 años para que este crimen no quede impune y consideramos que esto es un hito muy relevante para que finalmente se haga justicia”.

Finalmente, en el comunicado la UDI agradece la labor del embajador de Chile en México y del gobierno de Chile “para que Escobar Poblete pueda comparecer ante la justicia chilena. Este hito es una clara demostración de que la justicia tarda en llegar, pero llega”.

/psg