La resolución exenta número 442 de la Dirección Administrativa de la Presidencia de la República es el nuevo dolor de cabeza para el Gobierno del Presidente Gabriel Boric, luego de las críticas que levantó el contenido de ese documento, en el que se establece que el Gabinete de la Primera Dama pasará a llamarse Gabinete Irina Karamanos.

El cambio de nombre de la institución provocó una serie de reproches tanto en la oposición como entre los propios partidarios del Ejecutivo, que lamentaron la personalización del cargo y acusaron que el hecho se convirtió en un nuevo problema para la administración del Mandatario, que en paralelo enfrenta un paro nacional de los trabajadores del cobre.

Luego de la publicación del documento -que fue emitido el 30 de marzo de este año pero divulgado este martes- hubo voces que apuntaron en esa línea, como la del abogado y ex fiscal Carlos Gajardo, quien comentó que “el problema es tener asesores con sueldos importantes sin preparación ni experiencia que te hacen estos autogoles”.

“Importante entender que el Estado no puede ser una agencia de empleos. Menos amigos y más profesionales”, dijo el jurista, quien participó en la campaña presidencial del jefe de Estado. En tanto, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, comentó: “En buena, necesitan abogadas/os que sepan urgente”.

En ese contexto, vale la pena revisar quiénes forman parte del equipo de la pareja del gobernante, que lidera ad-honorem a seis fundaciones: Integra, Prodemu, Museo Interactivo Mirador; Chilenter, Orquestas Juveniles e Infantiles, y Artesanías de Chile. En total, figuran seis profesionales con sueldos que promedian los 3 millones de pesos.

La funcionaria de más rango es la cientista política de la Universidad Católica, Javiera Pizarro, quien percibe $4.731.861 según la información publicada en Transparencia. Con 30 años, es la jefa de gabinete de Karamanos, a quien conoce desde que compartieron militancia en el Movimiento Autonomista, origen de Convergencia Social.

La segunda asesora clave es Valentina Moyano, también cientista política de la Universidad Católica y militante de CS, quien de hecho es la encargada de elaborar la estrategia para reformular el cargo de primera dama, ya que está especializada en desarrollar políticas con enfoque de género. Tiene un sueldo de $3.350.000.

Tanto Pizarro como Moyano trabajaron juntas con Karamanos en el Frente Feminista de Convergencia Social, en el cual también participaba activamente la actual ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, y su jefa de gabinete, Javiera Cabello, que también cumplió esa función con Boric durante la campaña.

El principal asesor jurídico, y el único hombre del gabinete, es el abogado de la Universidad Católica, Pedro Mujica, quien obtiene una remuneración de $ 3.200.000. Posee una amplia experiencia, ya que trabajó en la Comisión Rettig en 1990 y ha sido académico en distintas universidades del país.

Como asesora de comunicaciones estratégicas y contenidos, Karamanos cuenta con la cientista política de la Universidad Católica, Beatriz Roque, que al igual que Moyano forma parte de la Red de Politólogas. Fue académica de la Universidad Diego Portales y cuenta con un sueldo de $3.350.000. Como asesora en “materias de comunicaciones y relacionamiento con los medios de comunicación”, aparece en la lista la periodista de la Universidad Católica, Catalina Huidobro, quien tiene más de 17 años de experiencia como jefa de comunicaciones en el Sernac y el Sename, entre otras instituciones. Gana $ 4.125.212.

En Transparencia también se detalla la remuneración de la última incorporación al equipo. Se trata de la psicoanalista Constanza Michelson, con un sueldo de $1.050.000. Otro nombre que figura como asesora de imagen, pero cuyo nombre no aparece en la plataforma, es el de Alejandra Cuevas.

Cabe recordar que fue el 18 de enero cuando Karamanos anunció que asumiría el rol “tradicionalmente llamado primera dama, con el compromiso de reformularlo”. Sin embargo, más allá de innovar en algunas actividades relacionadas con la diversidad sexual, hasta ahora la antropóloga no había realizado modificaciones notorias al cargo.

/psg