La jueza Andrea Acevedo, del 14° Juzgado de Garantía de Santiago, tuvo una destacada y valiente intervención en la audiencia de formalización de Carlos Martínez, funcionario de Carabineros que conducía el camión que atropelló y dio muerte al hincha de Colo Colo Jorge Mora Herrera afuera del Estadio Monumental tras el triunfo por 3-0 sobre Palestino.

Colo Colo tiene una carga histórica que para el deporte no hace ninguna contribución, que tiene a la Garra Blanca de por medio, y por desgracia sus hinchas, o así denominados, tienen una actitud no muy acorde a las reglas sociales“, apuntó la magistrada.

Asimismo, Acevedo expresó que “a lo más hay una conducta negligente, pero justificada, a mi criterio: Estaba en peligro no sólo él, sino también el acompañante. La propia pareja de la víctima dijo que estaba la famosa Garra generando disturbios, y la vecina también dice ‘salgo y veo encapuchados‘”.

No me venga, por favor, con el discurso de que el camión atropelló en circunstancias en que estaba sólo él, la víctima”, agregó la jueza en unos dichos que provocaron asombro por alejarse de todos los dichos populistas que se escuchan en estas circunstancias.

Por otro lado, agregó que “está pendiente el informe de la SIAT (Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito de Carabineros), y habrá que ver otros elementos, además del lugar físico donde se encontraba la víctima, porque también hay que ver hasta qué punto hay una exposición imprudente al daño, si estaba habilitado para cruzar y, por otro lado, el estado etílico: pensemos que él venía saliendo de un partido de fútbol”.

Andrea Acevedo, en cuanto a las medidas cautelares, desestimó el arresto domiciliario que pedía la Fiscalía y la calificación de “violencia innecesaria” propuesta por los querellantes, dejando al carabinero con firma semanal y arraigo nacional.

/gap