Los chilenos no son tan felices como los habitantes de otros países del mundo, según evidencia el último informe “Felicidad Mundial” de Ipsos.

De acuerdo al sondeo –en que se entrevistaron a más de 20 mil personas de 30 países–, el 53% de los chilenos se declara como una persona “muy o bastante feliz”.

La cifra está por debajo del promedio mundial, que llega al 67%, y sitúa a Chile como el cuarto país con menos nivel de felicidad, solo ubicándose por sobre Turquía (42%), Argentina (48%) y Hungría (51%).

De todos los países que se midieron, la felicidad es más frecuente en Países Bajos, donde el 86% se define como “muy o bastante felices”; y luego en Australia, donde el 85% se declaró de esa forma. Le siguen China y Reino Unido (ambos con un 83%), India (82%), Francia y Arabia Saudita (ambos con 81%) y Canadá (80%).

En cuanto al nivel de infelicidad, Chile también se ubica en la cuarta posición, con un 46% de personas que declaran no ser felices, es decir, un 13% por sobre el promedio mundial (36%).

El factor que más incide en la felicidad de los chilenos es la salud mental, luego la salud y el bienestar físico, y en tercer lugar sentir que la vida tiene sentido. Mucho más atrás aparecen los hijos (7° prioridad) y la relación con la pareja (11°).

/psg