Desde el Colegio Providencia, la ministra (s) de Salud, Paula Daza, y el ministro de Educación, Raúl Figueroa, dieron inicio al proceso de vacunación para escolares (de 6 a 11 años) con la vacuna del laboratorio Sinovac.

“Estamos iniciando un proceso tremendamente importante y esperado. Después de siete meses de haber iniciado el proceso de vacunación masiva en nuestro país, empezamos a vacunar hoy día, 27 de septiembre, a los niños de 6 a 11 años. Sabemos que han esperado mucho, pero sabemos que ya estamos en esa etapa donde las vacunas ya están aprobadas, son seguras y son eficaces”, destacó Daza desde el lugar.

Explicó que para ello, se requiere una “tremenda logística y coordinación” por parte de los ministerios de Salud y Educación, pero también por la atención primaria, las municipalidades y cada uno de los colegios, “porque esta dinámica de ir a vacunar a los niños, que son un millón y medio de niños de 6 a 11 años, que queremos vacunar, requiere un tremendo desafío”.

En esa línea, agradeció a todos quienes tienen relación con el proceso, desde funcionarios hasta los padres de los menores y destacó la importancia de que se inoculen niños: “No solamente pueden contagiarse y enfermarse también gravemente, sino también son vectores. Esto nos va a permitir tener una mayor cantidad de población vacunada”, precisó.

Agregó que “ya vacunamos a los adolescentes, llevamos un 87% de 16 a 17 vacunados con la primera dosis. Ese es un temando porcentaje y agradecer a los jóvenes que se han vacunado”. También dijo que de los 14 y 15 años, “hemos vacunado un 81%, llevamos cerca del 58% de los niños de 12 a 13 y vamos a seguir vacunando, pero también insistir en los mayores de 18 años que no lo han hecho”.

“Hemos vacunado más de tres millones de personas con la dosis de refuerzo, eso es una buena noticia, pero tenemos que seguir insistiendo en que nos tenemos que vacunar todos. En la medida que nos vacunemos todos, que estemos dentro del calendario, vamos a poder seguir avanzando en la contención de la pandemia”, precisó.

Quien también se refirió al hecho, fue el ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien destacó que este proceso le entrega “mayor seguridad” a las familias, con el fin de “recuperar las actividades presenciales”. Pero también “una seguridad mayor en términos de evitar el contagio del covid-19”.

Según mencionó, “es un proceso seguro y es importante que los padres tengan conciencia del valor de acceder a la vacuna. Esta autorizada, ha pasado por todos los controles y por eso se promueve la vacunación entre 6 y 11 años”.

Asimismo, repitió que son los apoderados quienes deben entregar su consentimiento para que los niños puedan acceder a la vacuna. En ese sentido, explicó que “es una autorización simple, que no tiene mayor formalidad. Se puede hacer simplemente a través de la libreta de comunicaciones (…) Esperamos que podamos hacerlo de manera eficaz, de manera rápida”.

“En la manera que podamos avanzar rápidamente entre los niños de 6 y 11, la tranquilidad y confianza en los establecimientos será cada vez mayor y podremos no solo cuidarnos del covid-19, sino también generar un espacio de convivencia segura en los establecimientos. Por eso el llamado a los apoderados a consentir y colaborar en este proceso de vacunación masiva”, finalizó.

/psg