El subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara abordó los problemas de violencia que afectan al territorio nacional, aseverando que existen una serie de delitos que han tomado fuerza en el último tiempo, por lo que Chile enfrenta el “el peor momento para la seguridad que ha vivido el país desde el retorno a la democracia”.

Agregó que al Gobierno le ha tocado hacerse cargo de los problemas en torno a la violencia, los cuales se encuentran en un punto de “inflexión”, debido al aumento de delitos en nuevos territorios.

En conversación con EmolTV, Vergara explicó que Chile enfrenta “el peor momento porque, particularmente, hay un delito que no solamente habla de la realidad y el nivel de violencia social que tenemos en el país, sino que además es el delito que no tiene reparación, que son los homicidios. Los homicidios vienen aumentando en el país por años, pero es en el año 2019 en comparación con el año 2020, cuando vemos un aumento del 20% a nivel nacional”.

En esa línea, el subsecretario manifestó que esa alza de homicidios responde al “aumento de la presencia de armas, problemas y conflictos que antes se resolvían con lesiones, combos o armas blancas, hoy se están resolviendo con armas. Además hay un problema cultural asociado a la cultura del crimen organizado y el narcotráfico donde el poder, particularmente en manos de personas jóvenes, incluso en menores, se mide en base a si tienes o no armas”.

Con respecto al alza de ilícitos a nivel nacional, la autoridad de Gobierno aclaró que no se trata de delitos que “ocurrían en menos cantidad, sino que ocurrían en lugares que históricamente han sido silenciados en este país. Muchos de esos delitos quedaban arrinconados en los bordes de las grandes ciudades, en la periferias, pero lo que sucede es que no es que no hayan ocurrido antes, y no es que el cambio sea tan drástico en la cantidad, sino que están ocurriendo en otros territorios que adquieren mayor visibilidad”.

No obstante, también reconoció que se han registrados nuevos “fenómenos criminales y delictuales que se han hecho presentes en este país”. Ante esa primicia, el subsecretario apeló a que el combate de este aumento de delitos, “no se soluciona con leyes anti” y que la “explicación permanente de causas sociales nos llevó a un vacío tal que no hubo capacidad certera y responsable de enfrentar la criminalidad”.

“Claramente hay delitos que no ocurrían con la magnitud que ocurren antes. Pero eso no se soluciona con policías o militares se soluciona además con investigación. Tenemos que tener una inteligencia policial que funcione, una inteligencia civil que funcione, pero por sobre todo, lo más importante y que los hemos articulado operativamente desde la Subsecretaría de Prevención del Delito que la seguridad no va a ser solucionada por el Gobierno por sí solo y tampoco por el sector privado”, puntualizó.

Seguridad privada

En línea con todo lo anterior, el subsecretario Vergara criticó el trabajo realizado por los organizadores de grandes eventos a la hora de coordinar la seguridad con el sector privado, pues recalcó que no garantizar la protección adecuada, genera la “distracción” de recursos públicos.

“Hemos sido extremadamente claros que el sector privado, productivo y las empresas tienen que hacer un buen trabajo en seguridad privada. Particularmente cuando los eventos masivos en este país demandan cientos de carabineros por una actividad que la entrada a los conciertos cuenta más de 100 mil pesos, donde las recaudaciones de un partido de fútbol profesional superan lo que cualquier municipio puede recaudar para tener disponible en seguridad pública, necesitamos que ellos también un buen trabajo en seguridad privada”, reprochó.

Frente a ello, manifestó que “un mal trabajo en seguridad privada lo que hace es que distrae recursos públicos”, ya que “los carabineros salen particularmente de los territorios y donde el Estado ya tiene una presencia baja, no podemos seguir sacándolos. No se trata de sacar carabineros de un lado para ponerlos en otro. Significa que tenemos que tener un compromiso de co-producción de la seguridad para que todos hagamos un buen trabajo y los recursos policiales estén donde más se necesitan”.

/psg