Ante el aumento del narcotráfico y el consumo de drogas, la ministra del Interior, Izkia Siches, anunció este miércoles que su cartera se encuentra trabajando en el diseño de una “política contra el crimen organizado”, con el fin de combatir y prevenir los actos delictivos relacionados a esos ilícitos.

Los anuncios fueron dados a conocer por la ministra Siches en el marco de una sesión especial del Senado destinada a “analizar la situación de la salud mental en el país derivada del creciente problema del narcotráfico, así como la respuesta del Estado en terapias y rehabilitación”, que contó además con la participación telemática de las titulares de Desarrollo Social y Familia, Jeanette Vega; y de Salud, María Begoña Yarza.

En dicha instancia, la titular de Interior señaló que “el narcotráfico y el consumo problemático de drogas son dolores de nuestra sociedad que afectan a las personas más vulnerables, mujeres y sobre todo a comunidades de sectores más carenciados impactando en la calidad de vida de los barrios, profundizando los problemas de salud mental”.

En ese sentido, Siches destacó que existen tres desafíos para combatir esta problemática: la necesidad de fortalecer la prevención, contar con programas de tratamientos para el consumo problemático de drogas, y enfrentar el narcotráfico y el crimen organizado.

Fue en base a ese último punto, que la secretaria de Estado expresó que “uno de los pilares de nuestro gobierno por la violencia asociada en muchos de los barrios de nuestro país, donde bandas criminales operan con un alto poder de fuego generando redes y reclutando a personas para sus circuitos de distribución”.

“El narcotráfico muta de forma rápida, tanto en las formas que se cometen los delitos como en las vías se utilizan para lavar dinero y que se obtiene de forma ilícita”, manifestó Siches. En esa línea, fue que la ministra aseveró que desde el Gobierno “queremos enfrentar decididamente a esta cadena de distribución”.

Así, la titular del Interior anunció que “nuestra cartera se encuentra trabajando en el diseño de una política nacional contra el crimen organizado, en la cual la lucha contra el narcotráfico es un eje fundamental”. A lo anterior, se sumaría una política de persecución penal para investigar y desbaratar las bandas involucradas en estos crímenes.

“El Ministerio de Interior y Seguridad Pública coordina acciones para desbaratar la cadena de distribución de droga a lo largo del país junto con Carabineros, la Policía de Investigaciones, Directemar, entre otros. Para contribuir al trabajo que realizan estas instituciones en fronteras en colaboración con aduanas y de Gendarmería, este año esperamos transferir alrededor de 2.700 millones de pesos para fortalecer este trabajo”, concluyó.

/psg