La pobreza extrema en Venezuela subió de un 67,7% a un 76,6% de la población durante el último del año, según indicó la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) que realiza la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas (UCAB).

Con 28 millones de habitantes, Venezuela enfrenta una crisis sin precedentes de inflación y recesión que ha provocado que un 94,5% de las personas vivan en condición de pobreza.

El investigador, sociólogo y profesor de la UCAB, Luis Pedro España, explicó que el crecimiento de la pobreza llegó “a lo que podía ser el techo”.

“No va a crecer la pobreza, es su máximo posible porque tenemos un 5 % de la sociedad que tiene cómo indexar sus salarios cuando hay inflación o mantener su nivel de ingreso a pesar de la recesión”, explicó el docente, por lo que detalló que lo que varía, “básicamente, es la pobreza extrema”.

Junto a ello, solo el 50% de los venezolanos en edad de trabajar están activos según la encuesta. Las mujeres, en tanto, son las más perjudicadas, con apenas 32,9% de las trabajadoras en actividad.

Entre los factores atribuibles al aumento de la pobreza en Venezuela está la llamada crisis de movilidad. “Esta obedece tanto a la pandemia del COVID-19 como la crónica escasez de combustible, lo que hizo que al menos el 20% de las personas consultadas en el estudio dijera que no pudo poner gasolina, siendo un obstáculo importante para el empleo”, agregó el investigador.

“Tenemos un país lleno de personas con capacidades pero ausentes de oportunidades y las oportunidades no regresarán hasta que no se estabilice política y institucionalmente el país”, concluyó Luis Pedro España.

/psg