El Pleno de la Convención constitucional ratificó esta jornada la realización de “los plebiscitos dirimentes” en el marco de la votación de su reglamento de Participación Popular.

Hecho que generó molestia en los convencionales de Vamos por Chile, quienes insistieron en acudir a la Corte Suprema, organismo encargado de resolver discrepancias de contenido al interior del órgano encargado de redactar una nueva Constitución.

Ya en su Reglamento General -despachado la semana pasada- el Pleno acordó incorporar el concepto de “plebiscito dirimente” en dos articulados. Uno de ellos en el artículo 95 del citado texto, relativo al rechazo de las propuestas de normas constitucionales. El texto visado por el Pleno estableció que en caso de que una norma no consiga los 2/3 se entenderá por rechazada “con la sola excepción de aquellas que cumplan los requisitos establecidos en el reglamento específico correspondiente para ser sometidas a plebiscito dirimente”.

Es así como este miércoles se aprobó su contenido. Así, se estableció como definición que “la Convención Constitucional podrá resolver la realización de un plebiscito dirimente respecto de determinadas normas constitucionales, convocando a la ciudadanía a decidir mediante el sufragio universal popular la inclusión en el nuevo texto constitucional de las normas constitucionales objeto de la convocatoria, de acuerdo a las reglas establecidas en el presente reglamento”.

También, se ratificó en el apartado de los requisitos tras una indicación propuesta por Colectivo Socialista junto al Frente Amplio, Independientes No Neutrales y Chile Digno, que “se someterán al mecanismo de plebiscito dirimente, las propuestas de normas constitucionales que en segunda votación no hubieren obtenido el quórum de aprobación de normas constitucionales, pero que hayan alcanzado en dicha votación un quórum de tres quintos de las y los convencionales constituyentes en ejercicio”.

Asimismo, se agregó que la fecha de esta votación se definirá a propuesta de la Mesa Directiva conforme al flujo de tramitación de las normas constitucionales establecidas por el Reglamento. Y que no se podrán someter a plebiscito aquellas normas constitucionales cuyo contenido incumpla los tratados internacionales.

Pese a la ratificación, sectores de la Convención han apuntado a que para poder materializar realmente la ejecución de los plebiscitos dirimentes se requeriría una reforma a la actual Constitución para modificar el capítulo XV, la que tendría que ser aprobada por el Parlamento.

Por otro lado, en los mecanismos de participación autoconvocada, en el apartado de iniciativa popular de normas y lineamiento general, se aprobó el artículo 40 que establece que las iniciativas presentadas por la ciudadanía “que logren juntar desde 15.000 firmas provenientes de, al menos, 4 regiones distintas, se considerarán equivalentes a las propuestas de norma que sean presentadas por Convencionales Constituyentes, debiendo ser discutidas y votadas en las mismas condiciones”.

“Todas las propuestas se mantendrán publicadas en la Plataforma digital de la Convención Constitucional, permitiéndose la presentación de firmas adicionales durante todo el proceso de deliberación”, agrega el párrafo visado por el Pleno.

Además, se rechazó (por 34 votos a favor, 112 en contra y 3 abstenciones) una propuesta similar de la convencional Lisette Vergara (Ind. LDP), que buscaba incorporar un nuevo artículo para que las propuestas que tuvieran una adhesión de 3.700.000 firmas, vía Clave Única fueran recepcionadas por la Secretaría Técnica de Participación, derivadas a la comisión pertinente para su armonización e incluidas directamente en el texto constitucional.

Vamos por Chile insiste en acudir a la Corte Suprema

Tras ratificar la definición de los plebiscitos dirimentes, las reacciones por parte de los convencionales de Vamos por Chile, no se hicieron esperar.

Bajo la consigna “Convención tramposa”, constituyentes como Marcela Cubillos (Ind., UDI) reiteraron si intención de acudir a la Corte Suprema para invalidar la decisión tomada en el Pleno. “Plebiscito intermedio viola lo aprobado en octubre pasado instalando un bypass a los 2/3 que pasan a ser de papel. Apoyo, desde ahora, recurso para ir a la Corte Suprema y dejar constancia histórica de que al menos intentado defender la legitimidad de este proceso”.

A Cubillos se sumó la convencional Rocío Cantuarias (Ind., Evópoli) calificando lo decidido como una “violación descarada a las reglas del juego”, al igual que Arturo Zúñiga (UDI), quien además de respaldar el recurso ante la Suprema, añadió que “Con esto se dinamita la posibilidad de llegar a acuerdos por 2/3. Los grandes acuerdos que la ciudadanía pide, reciben un misil bajo la línea de flotación”.

Por su parte, Felipe Mena (UDI), acusó a sus pares de “olvidar” que fueron electos “para lograr grandes acuerdos. Con aprobación de plebiscitos dirimentes dinamitaron lo más importante de este proceso: la posibilidad de construir la casa de todos. Mala señal para la ciudadanía”, a quien se sumó Teresa Marinovic (Ind. PR), expresando: “Una trampa más. Lo que los ultrones no logren dentro de la Convención a través de acuerdos, lo exigirán en plebiscitos manejados por operadores políticos. A estas alturas ya es un clásico. Lo que no consiguen por las buenas, lo fuerzan por las malas. Despierta Chile”.

Semana Territorial

La próxima semana, en tanto, se llevará a cabo la primera “semana territorial” de la Convención, que es un símil de la “semana distrital” de la Cámara de Diputados.

Es así como desde el 11 al 15 de octubre no habrán sesiones de Pleno ni de Comisiones para que los convencionales se puedan desplegar en terreno y dialogar con la ciudadanía.

En ese sentido, desde la mesa ampliada emitieron un documento con recomendaciones para los 155 integrantes del órgano respecto a las actividades que podrían hacer durante esos días.

Una de las ideas que plantea el texto es organizar un “piloto” de una Cuenta Popular Constituyente, donde se dé cuenta del avance del trabajo realizado; también se siguiere sostener reuniones informativas con autoridades locales (municipios, gobernaciones, directivos de Universidades Públicas, etc); además de impulsar un Día de los Sueños Constituyentes.

Acuerdo de colaboración con Defensoría de la Niñez

Por otro lado, la presidenta de la Convención, Elisa Loncon firmó un acuerdo de colaboración con la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz.

En ese sentido, la representante mapuche afirmó que los menores “nos hicieron presente una carta donde dan a conocer su mayor sueño (…) Y nosotros como convención constitucional compartimos esos grandes sueños porque ellos son el futuro”

En tanto, Muñoz declaró sobre este acuerdo que “lo que pretendemos es apoyar técnicamente a la mesa y a todo el Pleno para que ellas y ellos sean reconocidos como sujetos de derecho y participen activamente e incidentemente en las decisiones que esta Convención”.

/psg