Y mientras ese duelo –o festejo- se mantiene las dudas sobre el proceso constituyente siguen dando vuelta. Desde quienes se preguntan como Sebastián Edwards “¿dónde están los eruditos? en la Convención hasta los que advierten sobre “el despotismo constituyente” de Gabriel Zaliasnik. Y mientras para el primero, “los ‘no eruditos’ de la CC están están “lanzando a Chile por un camino desconocido y peligroso sin informarle cabalmente a la población”, para el segundo, el proceso parece estar arrastrándonos a ese Malström del cuento de Edgar Allan Poe, “un vórtice o remolino gigante de agua en los mares nórdicos”.

Inquietudes que a la luz de las encuestas parecen ser compartidas, porque sólo un 16% evalúa positivamente las normas aprobadas. O será como dice el ministro Giorgio Jackson que el aumento del Rechazo se explica por la”desinformción” y que hay que esperar hasta tener un borrador de la nueva constitución para saber el apoyo real a la propuesta. Al final, sólo el plebiscito nos sacará de la duda.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera por Juan Paulo Iglesias

/gap