Una dura crítica hizo el convencional Bernardo Fontaine (RN), luego de que el Pleno de la Convención Constitucional rechazara ciertas disposiciones relacionadas a seguridad social, las que incluían indicaciones que aputaban a resguardar la propiedad de los ahorros previsionales, además de declararlos como inexpropiables.

La situación se dio en medio de la discusión del segundo informe de la comisión de Derechos Fundamentales. Así, respecto del tema particular de pensiones, Fontaine señaló a Radio Pauta que “yo quedé un poco desilusionado del Pleno, porque, en definitiva, el Pleno una vez más, ya lo había votado antes, pero ahora con toda propiedad en el tema de pensiones, se negó, rechazó, dijo que no, dio un portazo a los trabajadores en el sentido de no garantizar que los trabajadores sigan siendo dueños de sus ahorros previsionales”.

Tras ello, el economista detalló que dichas normas fueron visadas de varias formas. “Primero con la frase expresa de que la Constitución garantizara que los trabajadores seguirán siendo dueños de sus ahorros previsionales y estos serán heredables, se rechazó. Se votó que los trabajadores tengan derecho a elegir administrador para sus ahorros previsionales, públicos, o privados, o mixtos, se rechazó”, explicó.

“Y se rechazó también que los fondos de pensiones sean inexpropiables. Entonces, esto no es lo mismo que declarar la expropiación, o la confiscación de los ahorros previsionales, pero evidentemente la Convención no ha querido estar a la altura, porque no ha estado dispuesta a poner una regla por escrita, clara, que evite, no necesariamente este Gobierno, que cualquier Gobierno futuro le pegue un manotazo a los ahorros previsionales”.

Junto con ello, el convencional de Renovación Nacional puso el acento en la necesidad de que la inexpropiabilidad de los fondos de pensiones quede por escrito en la Carta Fundamental, argumentando que “cualquier Gobierno futuro va a poder dictar una ley que pueda meterle mano a los ahorros de los trabajadores, a menos que la Constitución lo prohíba por escrito, entonces, en ese sentido, este no es un problema de confiar o no, sino que es un problema de que lo único que va a frenar un manotazo de los fondos de pensiones es que esté escrito en la Constitución, que esté prohibido en la Constitución”.

Tras ello, ejemplificó diciendo que, en Argentina, por ejemplo, “con el pretexto justamente de subir las pensiones, el Estado se apropió de los ahorros de los trabajadores y se los gastó. Entonces, si no queda por escrito en la Constitución, no vale, y eso vale también para el proyecto que está presentando el Gobierno en este mismo sentido en el Congreso”.

Esto, ya que, en medio del debate por el proyecto giro previsional acotado del Ejecutivo, las autoridades ingresaron al Congreso una reforma constitucional para que los fondos administrados por las AFPs no se puedan expropiar en el contexto de la actual Constitución.

Con todo, Fontaine aseguró que “la votación de anoche sepultó este tema, y sepultó también el propio proyecto del Gobierno, porque el mundo Boric no estuvo dispuesto a respaldar este proyecto del propio Presidente, porque de qué sirve poner en la Constitución antigua que los trabajadores son dueños de sus ahorros si esa Constitución va a ser cambiada por una nueva”.

A su juicio, se requieren cuatro elementos fundamentales para asegurar que los trabajadores seguirán siendo dueños de sus fondos. “Lo primero, que sean inexpropiables; lo segundo, que los trabajadores tienen que ser dueños; lo tercero, que tienen que ser heredables los fondos; y lo cuarto, es que tenemos que poder elegir el administrador. Porque, si al final, los fondos son inexpropiables, por ejemplo, y la letra dice que somos dueños, pero el Estado es el único administrador, el Estado se puede gastar la plata igual”, acusó.

En cuanto a una frase aprobada por el Pleno de la CC que descarta la heredabilidad de los ahorros previsionales, el experto dijo “me imagino que esto es un descuido, un desconocimiento de los que votaron, porque los que votaron a favor de esa frase impiden que los fondos sean heredables, porque lo que sí es cierto, es que lo que dice la frase que toda la plata hay que usarla para pagar pensiones, entonces, resulta que una herencia no es una pensión”.

“Me parece gravísimo, porque el 96% de las personas en las encuestas pide que sus fondos de ahorro previsional, con toda razón y justicia, porque vienen de su sueldo, sean heredables”, acotó.

/psg