El candidato presidencial del Partido Comunista (PC) y el Frente Amplio (FA), Gabriel Boric, se transformó en blanco de críticas luego de mostrar públicamente su apoyo a Florencia Lagos Neumann (PC), quien busca convertirse en diputada por el distrito 8 con apoyo de Apruebo Dignidad.

Esto porque Lagos, quien es hija del recordado dirigente del PC, Juan Andrés Lagos, ha emitido en el pasado opiniones controversiales respecto a los regímenes de Cuba y Venezuela.

Por ejemplo, afirmó que “ojalá nos transformáramos en Cuba y en Venezuela, porque estaríamos harto mejor que lo que estamos ahora”. Además, en el marco del estallido social del 18 de octubre, señaló que el presidente Sebastián Piñera es un “tirano que no quiere dialogar y no ha llamado a dialogar”.

Las críticas en contra de la cercanía entre Lagos y Boric, con quien aparece en la fotografía principal de su campaña, surgieron principalmente desde la derecha.

Uno de los primeros en cuestionar la relación entre el candidato presidencial de Apruebo Dignidad y la ex agregada cultural de Chile en Cuba de Michelle Bachelet fue el diputado de RN, Diego Schalper, para quien “la señora Florencia Lagos defiende abiertamente la dictadura de Nicolas Maduro“.

“Para que después el candidato del partido comunista no nos venga con eufemismos”, acusó el legislador del oficialismo.

Un camino similar siguió el ex presidente de Evópoli e integrante de la Convención Constitucional, Hernán Larraín Matte. El ex timonel solicitó a Boric “defender la democracia de los autócratas de cualquier color”, porque es “un imperativo moral de nuestra época”.

/psg