El Partido Comunista informó durante la tarde de este miércoles que optaron por renunciar a su “legítima opción” de presidir la Cámara de DiputadosEsto ante la negativa de diversos sectores, entre los que estaban la DC, el PDG y algunos diputados independientes, de apoyar a Karol Cariola para presidir la corporación.

La decisión se comunicó a pocos días que se lleva cabo la elección de la nueva mesa que reemplazará a la que estuvo presidida durante este último año por el diputado PPD, Raúl Soto.

“Debemos comunicar que, por motivos ajenos a nuestra voluntad, hoy no están las condiciones para que un militante o una militante comunista asuma la presidencia de la cámara de Diputados y Diputadas. Se ha impuesto en los hechos, con diversos argumentos, un veto a nuestro partido, que como ya habíamos señalado, no es sano para la convivencia política ni para la democracia de nuestro país”, comienza el comunicado difundido por la tienda liderada por Guillermo Teillier.

Agregaron que “lamentamos que este sea el estado de las cosas, pero es la realidad: quienes comprometieron su palabra frente a Chile confirman que no cumplirán”.

En esa misma línea los comunistas aseguraron que “es una compleja y difícil situación, ya que creemos que quienes no son capaces de sostener sus compromisos políticos, difícilmente cumplirán los compromisos con la ciudadanía. Honrar la palabra es un fundamento de la política, que al no cumplirse somete a los partidos a descomposiciones y pérdida de la confianza entre militantes y ante la ciudadanía”.

/gap