Comúnmente se equipara la producción industrial con la contaminación ambiental. Pero EE. UU. demostró que se puede crecer económicamente sin dañar el planeta. De hecho, fue el país que más redujo la emisión de dióxido de carbono (CO2) el mismo año que logró el nivel más bajo de desempleo en la historia: 2019.

Pese al enojo de figuras ambientalistas como Greta Thunberg, que criticó a Estados Unidos en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, por abandonar el Acuerdo Climático de París, la economía más poderosa del mundo demostró que no necesita financiar (dos mil millones de dólares le correspondía pagar a EE. UU al Acuerdo de París) pactos que burocratizan la protección ambiental y violan la soberanía nacional para lograr un impacto positivo. «El hecho de que EE. UU. Abandone el acuerdo de París parece indignar y preocupar a todos, y debería», dijo Thunberg.

Mayor descenso en las emisiones de CO2

Pero la Agencia Internacional de Energía (AIE) informó que «Estados Unidos experimentó el mayor descenso en las emisiones de CO2 relacionadas con la energía en 2019 por país: una caída de 140 Mt, o 2,9 %, a 4,8 Gt». También informó que «Las emisiones de EE. UU. Ahora han caído casi 1 Gt desde su pico en el año 2000, la mayor disminución absoluta de cualquier país en ese período».

«Una reducción del 15 % en el uso del carbón para la generación de energía fue la base de la disminución de las emisiones totales de los EE. UU. En 2019″, continuó la AIE. Para esto fue fundamental la reducción del precio del gas, 45 % más bajo que los niveles de 2018. Como resultado, el gas aumentó su participación en la generación de electricidad a un máximo histórico del 37 %». En contraste, los países que más contaminaron fueron Asia y China, que produjeron el 80 % del aumento en las emisiones de CO2.

Haciendo ahínco en el éxito ambiental de EE. UU., el senador Ted Cruz (R-TX), de origen cubano, anunció: “HECHO que nunca verás en las noticias de las 6 en punto: las emisiones de EE. UU. Cayeron un 2,9 %, o en 140 millones de toneladas, continuando la tendencia de Estados Unidos Los Estados LÍDERES DEL MUNDO EN TOTAL DE EMISIONES disminuyen desde 2000. »

Lo opuesto a lo que alegan legisladores de extrema izquierda como Alexandria Ocasio-Cortez, que no reconoce el avance económico de EE. UU. y pretende instaurar el control ambiental a nivel estatal para así regular la producción económica.

/gap