Esta mañana, el gobernador de La Araucanía, Luciano Rivas, abordó en Radio Duna los hechos de violencia ocurridos en las últimas semanas en la Macrozona Sur, así como también la evaluación que hace a un mes del levantamiento del Estado de Excepción en la zona.

“Lamentablemente los hechos de violencia están al alza, sin olvidar lo que pasó la semana pasada”, destacó, recordando el caso de Ciro Palma, un camionero de 35 años que se encuentra grave tras un ataque armado en Ercilla. “Estos grupos ya no solamente queman camiones, infraestructura, sino que hoy día el ataque es directamente a las personas”.

Y en ese sentido, señaló Rivas, “eso cambia un poco, que esperamos que el gobierno enfrente de otra forma en estos grupos”.

A un mes del levantamiento del Estado de Excepción en la zona, indicó, los hechos de violencia han aumentado, la semana pasada iban en un 150%, y hoy “estamos prácticamente en 170%”.

“Esto es un tema que va en alza, lo que hace es reforzar que el Estado de Excepción en La Araucanía, aunque muchos lo desmintieron, sí funcionaba. Se había logrado bajar los índices de violencia, los delitos que más bajaron: los mismos atentados como tal y los de usurpación”, sostuvo el gobernador.

“Esto refuerza algo que yo siempre planteo: está bien, yo entiendo que el Estado de Excepción al gobierno no le gusta, y este Estado de Excepción, su nombre lo dice, es excepcional”, indicó. “(Pero) aquí está claro que necesitamos medidas distintas para enfrentar este tema, lo que La Araucanía requiere es más seguridad, no menos”.

“Tienen que reevaluar el Estado de Excepción para La Araucanía, yo creo que es el momento propicio. Esto no es un gallo político ni mucho menos medición de fuerza. Aquí lo que se debe hacer es velar por la seguridad de las personas”, añadió.

En cuanto a si a su parecer es prioritario la presencia del Presidente Gabriel Boric en la Macrozona Sur, Rivas indica que sí, puesto que “en donde están los problemas, tienen que estar las autoridades“. “En ese sentido, el Presidente Boric, sería un buen gesto que esté en La Araucania, porque hoy día el problema de seguridad está ahí”, puntualizó.

Sobre su relación con el delegado presidencial en La Araucanía, Raúl Allard, Rivas indicó que se han reunido “un par de veces”. “Tenemos diferencias de fondo, pero creo que hemos logrado consensuar varios puntos”.

En cuanto a los dichos de la autoridad, quien en entrevista con el diario El Austral aseguró que el inicio del diálogo en la zona va a estar “mediado” por el trabajo de la Convención Constitucional, Rivas indicó que ahí el delegado “cometió un error” pues “no corresponden este tipo de intervenciones”.

“Hoy día uno tiene que facilitar a que la gente pueda tomar una decisión lo más libre e informada posible, lo que no podemos hacer es induciendo hacia donde se debe avanzar”, sostuvo. “Hablar de que el diálogo va a comenzar cuando esté finalizado el proceso de la Convención (…) creo que La Araucanía no da para seguir esperando”.

/psg