La alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, condenó los hechos de violencia ocurridos durante una protesta al frente del Instituto Nacional.

Los manifestantes cortaron la calle en la Alameda al oriente a eso de las 9:30 horas, ante lo cual personal Control de Orden Público de Carabineros actuó con carros lanza agua y bombas lacrimógenas.

Cuatro menores de edad (uno de 15 años, dos de 16 y uno de 17) fueron detenidos durante los incidentes. Además, una persona -presuntamente estudiante- fue alcanzada por las llamas a raíz del uso de objetos incendiaros, debiendo ser atendida dentro del emblemático recinto educativo.

En ese contexto, Hassler consignó vía Twitter: “Los hechos de violencia ocurridos fuera del Instituto Nacional son absolutamente condenables. ¡Este no es el camino!”.

“Desde Santiago, seguiremos trabajando por recomponer nuestras comunidades educativas en base al diálogo y avanzar en condiciones dignas para nuestros estudiantes”, añadió.

En un segundo mensaje, añadió la publicación de la Concejala por Santiago, Ana Yáñez, quen señaló que es el deber del municipio “encontrar en conjunto nuevas formas de dialogar y construir. Sabemos que tenemos Comunidades Educativas muy dañadas, no daremos la espalda a esos problemas, creemos profundamente en una Educación Pública que nos enseñe a pensar y convivir con otres”.

/gap