Son tiempos de poco margen. Vivimos entre la música del azar y el país de las últimas cosas, homenajeando algunos títulos de las novelas de Paul Auster -quien por estos días atraviesa momentos difíciles. Y el asunto aquí, según Ascanio Cavallo, es que no queda claro “aún si el gobierno de Boric -descontado el ministro Marcel- tiene conciencia de la amenaza que se cierne sobre su cabeza”. Porque funas, violencia o cancelación de lado, el mayor problema que tiene por delante es ese del que también hablaba Ferguson, el de una inflación que se convertirá “en el rasgo de esta década”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap