Y lo reitera en cierto sentido Sylvia Eyzaguirre el domingo pasado: “El Frente Amplio y la izquierda en su conjunto representaron en el plebiscito a un pueblo imaginario”.

Y según ella, esa diferencia entre lo que el pueblo quiere y lo que debería querer permite entender en profundidad la frase del Presidente Boric sobre el resultado del plebiscito: “No puedes ir más rápido que la gente”.

Es eso de la supremacía moral, asegura.

El problema de un gobierno, sostiene, que como si de una ilusión se tratara, “gobierna para un pueblo imaginario”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap