“Estamos muy preocupados y ocupados en torno a poder tener distintas acciones que nos permitan mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos de nuestro país. Es por eso que hemos estado trabajando en distintas medidas y el día de mañana vamos a encontrar en La Moneda con los distintos ministro (…) poder agilizar y afianzar el trabajo y poder ir en beneficio de las personas. Así también en el contexto de los pronósticos de lluvias que existen”.

Con estas palabras, la ministra del Interior, Izkia Siches se refirió a las medidas de prevención que está aplicando el gobierno, junto con otras autoridades para mitigar cualquier consecuencia que pueda deja el sistema frontal pronosticado entre este martes y el jueves 28 de abril, ante el cual la Onemi emitió una alerta temprana preventiva desde la Región Metropolitana a Los Lagos.

“Hemos estado trabajando con los delegados presidenciales en las regiones que van a ser afectadas para poder adelantarnos. En el actual contexto de cambio climático, como gobierno es muy necesario ponernos en los peores escenarios para estar preparados ante la contingencia. Sin duda las acciones se están conformando, particularmente en la Región Metropolitana y también en Los Lagos”, acotó la titular del Interior.

En esa línea, el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, junto a la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, y el director regional de la Onemi, Miguel Muñoz, realizaron hoy una visita inspectiva a las piscinas decantadoras de la quebrada de Macul ante el evento meteorológico pronosticado para esta semana y que tiene bajo alerta temprana preventiva a 10 comunas precordilleranas.

“Se viene un sistema frontal para el día de mañana que va a generar precipitaciones en la parte alta de la ciudad, entre 25 y 35 milímetros, eso es lo que se espera. Sabemos además que la isoterma 0, es decir, la línea invisible que divide la generación de lluvia con la generación de viene va a estar alta, en 3.100 metros de altura”, informó la autoridad regional.

A raíz de aquel pronóstico, Orrego insistió en que “parece importante fiscalizar la obra de mitigación más importante que tiene la Región Metropolitana que son estas piscinas decantadoras en la quebrada de Macul. Una ciudad preparada es una ciudad más segura. Estamos a una semana de que se cumplan 30 años del fatídico aluvión de la quebrada de Macul y es muy importante velar porque se mantenga en buen estado”. Bajo ese contexto, en su visita, las autoridades evidenciaron un material anormal en estas piscinas decantadoras, por lo que el gobernador anunció que “vamos a oficiar al MOP porque vemos material en las piscinas que probablemente no debería estar, si bien se han hecho algunas obras complementarias”.

“Es importante que la ciudadanía, sobre todo quienes viven en la parte precordillerana tomen consciencia que estos sistemas frontales son de alto riesgo, es decir, pueden generar desprendimientos de tierra y también de material, pueden generar también eventuales aluviones. En consecuencias, las recomendaciones: no subir a la parte alta de la cordillera sobre todo a partir de mañana, hacer un trabajo preventivo de canaletas y de canales, sobre todo en las 10 comunas de la parte cordillerana”, advirtió Orrego.

Finalmente, la autoridad destacó la importancia de estas precipitaciones para la Región Metropolitana, pero hizo un “llamado a cuidarnos, no hemos tenido todavía lluvias significativas en la región, pero mañana viene un sistema frontal que puede traer más lluvias que las que hemos tenido hasta ahora, en los últimos seis meses”.

/psg