Debe haber menos economicismo y moralismo, para Herrera, y más pensamiento concreto. O, como apunta Paula Walker, superar estrategias para no avanzar, unas que vienen de la oposición y el oficialismo.

Los primeros, escribe Walker, han “decidido implementar estrategias para ganar terreno y poner en duda una agenda de cambios”, mientras que los otros también “le ponen trampitas” al gobierno.

Y esto último para ella es “el peor escenario”, porque “sin unidad, el gobierno no sólo no podrá avanzar, sino que será doblegado por una oposición variopinta, ruda y con objetivos múltiples (e) inconfesados buena parte de ellos”.

Sobre lo variopinta, no hay muchas dudas, basta preguntarle al PDG, que parece estar tomándose en serio eso de querer ser “un factor decisivo”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap