Se acerca la recta final del trabajo de la Convención Constitucional. El órgano redactor deberá entregar la propuesta de una nueva Constitución el 5 de julio, pero antes de oficializarse, el texto tendrá que pasar por la revisión de tres comisiones: Armonización, Preámbulo y Normas Transitorias.

La última instancia mencionada, se encargará de aquellas regulaciones que establecen el procedimiento y los plazos de implementación de las normas que contendrá la nueva Carta Fundamental, en caso de aprobarse en el plebiscito de salida del 4 de septiembre.

Ad portas de ese proceso, a las 9.30 de esta mañana se reunió la Comisión de Sistema Político en el exCongreso Nacional para iniciar el estudio y deliberación de la propuesta de unidades temáticas que requieren de normas constitucionales transitorias.

Durante la discusión, la convencional Marcela Cubillos planteó que en los artículos transitorios se debería debatir la duración del mandato presidencial actual, es decir, del Presidente Gabriel Boric.

“Creo que también debiera estar en discusión de la transitoriedad la duración del mandato del actual Presidente y de las autoridades del poder Ejecutivo”, precisó, ya que, a su juicio, “se está cambiando el sistema político completo”.

“Y en virtud del artículo 138, que dice que cuando cambia sustancialmente una institución, la Convención tiene atribuciones para alterar el período de ello”, agregó.

En ese escenario, explicó que “el poder Ejecutivo también cambia sustancialmente, la presidencia cambia sustancialmente en sus atribuciones respecto a lo que tiene hoy, el gabinete cambia, los ministros cambian. No solo el tema de incorporar al ministro de los pueblos originarios, sino que cambian completamente las atribuciones del Presidente de la República, cambia el sistema entero”. Una idea que fue respaldada por la convencional Constanza Hube (UDI).

Las palabras de Cubillos se sustentan en lo que establece el actual artículo 138 de la Constitución aún vigente, el cual plantea que “la Convención podrá establecer disposiciones especiales de entrada en vigencia de alguna de las normas o capítulos de la Nueva Constitución”.

Además, agrega que “la Nueva Constitución no podrá poner término anticipado al período de las autoridades electas en votación popular, salvo que aquellas instituciones que integran sean suprimidas u objeto de una modificación sustancial” y que el nuevo texto “deberá establecer el modo en que las otras autoridades que esta Constitución establece cesarán o continuarán en sus funciones”.

La tesis de Cubillos, en ese sentido, plantea que al modificarse las atribuciones del Ejecutivo entonces hay que discutir si se está modificando de manera “sustancial” la institución de la Presidencia de la República. De ser ese el caso, el mandato del Presidente Boric podría modificarse en alguna norma transitoria si esa idea logra el apoyo de la comisión ad hoc y, posteriormente, de los 2/3 del pleno.

Sin embargo, la misma Cubillos había manifestado otra postura en noviembre del año pasado, cuando tuiteó lo siguiente: “La Convención debe dar seguridad a ciudadanos que a diputados y senadores que acaban de elegir y al Presidente que elegirán el 19 no se le cambiará el período por el cual fueron elegidos, independiente de la definición que se tome sobre el régimen de Gobierno”.

No solo eso. En diciembre de 2021, la exministra, junto a otros 15 convencionales de derecha, ingresó una propuesta de norma transitoria para que los periodos del Presidente y Congreso electos este año no sean afectados según determine la nueva Constitución en caso de aprobarse. Esto, a menos de tres semanas de la segunda vuelta presidencial -del 19 de diciembre-, instancia en la que se enfrentó el en ese entonces candidato de Apruebo Dignidad con el abanderado del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast.

Para aquella fecha, una de las interrogantes al interior del órgano constituyente era si se mantendrá el periodo de cuatro años del Presidente y diputados, y ocho en el caso de los senadores. Ya que, incluso en septiembre de 2021 el exvicepresidente de la Convención Jaime Bassa (Frente Amplio) fue el primero en abrir ese debate.

El convencional planteó en ese momento que si el sistema político se modificaba “sustancialmente”, la actual Constitución faculta a la Convención para acortar los mandatos de las autoridades electas en votación popular. “Si la nueva Constitución establece un régimen transitorio que diga que, por ejemplo, un año después de entrada en vigencia el gobierno va a llamar a elecciones, el gobierno tendrá que llamar a elecciones”, dijo.

Sin embargo, con el tiempo Bassa matizó sus palabras. En diciembre del año pasado en entrevista con La Tercera reculó en su idea. “Me parece razonable que el primer período de implementación de esos cambios se desarrolle a lo largo de todo el período que significa la próxima legislatura ordinaria, y que permita al Presidente, sea cual sea, llevar adelante todo su mandato con esa primera función de implementar la nueva Constitución. Lo mismo del período legislativo ordinario, que va también de marzo de 2022 a marzo de 2026″, comentó en aquella oportunidad el exintegrante de la mesa directiva de la Convención.

/psg