Kobe Bryant fue gigante dentro y fuera de la cancha. Cerca de cumplirse los dos años del trágico accidente de helicóptero donde perdió la vida, su legado sigue más que vigente y, ahora, otorgará un impactante beneficios a su familia. Una visionaria inversión le otorgará a su esposa Vanessa un incremento del patrimonio por ¡400 millones de euros!

La marca de bebidas energéticas BodyArmour nació en 2011 y fue una revolución en el mercado. En 2013, Kobe decidió invertir seis millones para adquirir una participación grande en la compañía. Se unió al consejo de administración y se transformó en el tercer accionista de la misma, posición que quedó en manos de Vanessa luego de su fallecimiento.

En 2018, Coca Cola tomó posesión de la minoría de la compañía para utilizarla y competir contra su propia marca Powerade, pero en los últimos días fue a otro nivel y desembolsó más de 4.000 millones de euros para hacerse con la totalidad. Hasta entonces, tenía un 15% de la empresa y ahora compró el 85% restante por una suma de 4.837 millones en pos de hacerle frente a Gatorade.

Buenas noticias para el entorno de quien fuese una leyenda de la NBA. El 10% que era parte de los Bryant dio sus frutos y por eso recibirán más de 400 millones de euros en compensación por desprenderse de su participación. Los seis palos que puso Black Mamba en un principio se vieron multiplicados exponencialmente.

/gap