Frente a los últimos hechos de violencia registrados en el país, específicamente a la balacera evidenciada el domingo 1 de mayo que dejó a cuatro personas lesionadas, el ex ministro del Interior, Rodrigo Delgado respondió a las críticas emitidas por el actual Gobierno, las cuales apuntaban a que el problema de la inseguridad fue “heredado” de la administración anterior.

El también ex alcalde de Estación Central respondió al secretario General de la Presidencia, Giorgio Jackson, quien señaló ayer que “el descontrol de armas es una materia que heredamos”; y fustigó que ante el problema de delincuencia que enfrenta el país, los actuales ministros que antes eran parlamentarios se opusieron en reiteradas ocasiones a las medidas adquiridas por el gobierno de Sebastián Piñera para combatir la violencia.

“Ayer cuando el ministro Jackson dice que se heredó el conflicto de las armas, bueno nosotros cuando definimos la triada de las armas, normas y la violencia, nosotros decomisamos más de un 100% de las armas modificadas y un 20% más que el año 2020-2021, las armas convencionales, pusimos un énfasis, hicimos lo que pudimos, pero cuando alguien que fue diputado y ahora es ministro, y votó en contra de la idea de legislar la Ley de Control de Armas no puede venir a decir que fue un problema heredado”, reprochó Delgado.

En conversación con Radio Universo, el ex titular de la cartera de Interior reprochó que varios de los actuales ministros también se “opusieron a las expulsiones o a la ley migratoria por más de una década”. Frente a ello, Delgado llamó a las actuales autoridades a que “hay que ser consecuentes”.

Y agregó que: “lo que nos falta es la mirada consecuente de cuando hemos tomado acciones y esas acciones generan violencia por dar señales equívocas o por actos cuando fueron autoridades en otro tipo de contexto”.

En esa línea, el ex alcalde aseguró que “el gran problema que tiene el Gobierno actual, es que sus actos en el pasado, ya sea su debilidad al condenar la violencia como parlamentarios, candidatos o actores a la sociedad, la condena a la violencia en el pasado fue muy débil. Entonces, la transición hoy día a exigir control, a exigir orden y que no se comentan algunos delitos es una transición débil y difusa”.

“Le está costando al gobierno que la gente pueda confiar en que ellos tienen una propuesta real en materia de seguridad, en el manejo de las macrozonas. Muchos de ellos cuando fueron parlamentarios dejaron huellas en votaciones, en posturas respecto a la Ley de Control de Armas, en momentos de condena a la violencia cuando era necesario hacerlo, ellos fueron muy débiles”, acotó.

Hechos de violencia en Barrio Meiggs

Con respecto a lo ocurrido el domingo en Barrio Meiggs, Delgado mencionó que los incidentes pudieron haber sido previstos por las autoridades, pues recalcó que “hace algunas semanas atrás ya hubo un enfrentamiento en ese sector, entre personas que marchaban y los mismos comerciantes, era bastante lógico prever que iba a haber una especie de pasada de cuenta en esta oportunidad”.

“No era muy difícil avizorarlo, a lo mejor es pudo haber hecho algo más desde el punto de vista de la prevención para que no llegaran a toparse. Se pudo evitar que se toparan estas dos fuerzas”, mencionó.

Si bien Delgado aseguró que en materia de inseguridad “hoy día estamos peor que antes”, afirmó que el Estado no ha perdido “la batalla”, pues “si hubiese perdido el control no tendríamos detenidos, el Estado sigue funcionando lo que pasa es que no tiene todas las herramientas que quisiéramos para poder atacar un fenómeno que es transversal”.

“Yo creo que el Estado hoy día da respuestas que son poco extemporáneas (…) creo que el Estado debe actualizar la normativa, yo como alcalde criticaba mucho que se demoraban tanto en hacer las cosas en el Parlamento, como ministro vi que los procesos son más lentos de lo que hubiésemos querido para sacar las cosas adelante, sacamos adelante la Ley de Control de Armas, pero hay proyectos que todavía están dando vueltas que tipifican el crimen organizado, el tema del narcotráfico, entonces el Estado no está dando la respuesta adecuada”, concluyó.

/psg