La mañana de este miércoles integrantes de la comisión de Educación de la Cámara de Diputados – Alejandra Placencia, Daniela Serrano (ambas del PC) y Luis Malla (PL) encabezados por su presidente, Juan Santana (PS)- convocaron a una sesión especial por “la violencia que se ha vislumbrado las últimas semanas en recintos escolares del país”.

“Venimos a anunciar la solicitud de una sesión especial de la Cámara de Diputados, para abordar los problemas de violencia y de convivencia escolar que se viven al interior de los establecimientos educacionales de nuestro país”, dijo Santana.

En esa línea, aseguró que es de interés de la comisión conocer cuáles serán las medidas que tomará el Ministerio de Educación para enfrentar esta situación “que hoy día es preocupación de alcaldes, alcaldesas y de las comunidades educativas que ven cómo esta ola de violencia ha ido acentuándose”.

Además, indicó que invitarán al ministro de la cartera, Marco Antonio Ávila, y también citarían al Subsecretario de Educación, Nicolás Cataldo Astorga, y a la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz García.

La diputada del Partido Comunista, Alejandra Placencia, sostuvo que han conversado con distintos actores de las comunidades escolares, “y una de las cosas que nos queda clara es que la vuelta a clases significó agudizar una crisis de la educación pública, puesto que no se tomaron las medidas correspondientes en el gobierno anterior para prever situaciones que hoy día detonan conflictos”.

“Fortalecer las comunidades escolares darle protagonismo en la toma de decisiones y al mismo tiempo atender las legítimas demandas de los estudiantes, trabajadores y trabajadores de la educación, padres y madres”, complementó.

Desde que comenzó el año escolar 2022, 12 de 18 liceos emblemáticos tanto de Santiago como de Providencia han tenido que suspender sus clases debido a protestas, tomas o paros.

Sin ir más lejos, a inicios de la semana pasada -lunes 25 de abril- y tras casi 2 años de pandemia, reaparecieron los llamados “overoles blancos”, personas vestidas con trajes blancos que protagonizan actos violentos. En esa ocasión, estudiantes del Instituto Nacional provocaron desvíos de tránsito, barricadas y, tras la llegada de personal policial, arrojaron artefactos incendiarios.

El miércoles 27 de abril, en tanto, a las afueras del Liceo Barros Borgoño desconocidos quemaron un bus del transporte público. Y, el lunes de esta semana, también se registraron barricadas, ataques a personal policial con bombas molotov, además de la intención de quemar dos buses.

Además de las movilizaciones que se han reportado en el Instituto Nacional y el Liceo Barros Borgoño, el Ministerio de Educación mira con especial preocupación las tomas del Internado Nacional Barros Arana, el Liceo de Aplicación, el Liceo 7 y el Liceo Lastarria, y afirman que están monitoreando permanentemente la situación de los establecimientos educacionales movilizados.

El viernes de la semana pasada el ministro de la cartera, Marco Antonio Ávila, anunció que el gobierno invertirá 10 mil millones de pesos en infraestructura de colegios y 11 mil millones de pesos en el Programa Habilidades para la Vida, una de las demandas de los estudiantes junto con la mejora de la alimentación entregada por Junaeb y la ausencia docente.

/psg