El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, reiteró su crítica al Poder Judicial, luego de que el miércoles el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago dejara en libertad a 43 de 44 sujetos de la “primera línea” detenidos por desórdenes.

Ese mismo día Blumel escribió en su cuenta de Twitter: “El esfuerzo policial por detener a estos violentistas y proteger a los vecinos debe ir acompañado de sanciones rigurosas”. Similar a lo señalado por la vocera de gobierno, Karla Rubilar, quien expresó que “no compartimos la decisión que tomó el juzgado”.

Hoy el gobierno anunció que se querella por Ley Antibarricadas contra estos 44 individuos.

En ese marco, Blumel señaló: “No quiero entrar a polemizar, porque el orden público en lo que respecta a Carabineros y las policías depende fundamentalmente del gobierno, pero también el resguardo del orden público requiere de la colaboración de todos los poderes y de todos los actores estatales, como por ejemplo del Ministerio Público, el poder judicial”.

“Por supuesto que el fallo no nos gustó, nos parece que la acción policial, con un esfuerzo importante que se hizo, que por primera vez se ve un despliegue distinto con una estrategia mucho más eficaz, que permitió tomar detenido a más de 40 violentistas debe ir acompañada de acciones más rigurosas por parte de la justicia. Y por ejercimos nuestras facultades como Ministerio del Interior y Seguridad Pública para que se revierta esta decisión”, añadió.

“Tenemos bastantes delitos que son muy graves y que tiene recibir, no solo sanciones más mayores, sino medidas cautelares más gravosas para evitar que esto se repita”, complementó.

/psg