El fisco deberá desembolsar un total de $390 millones por concepto de indemnización a familiares de víctimas del tsunami del 27 de febrero de 2010 en las localidades de Llolleo y Constitución. Esto, luego de que la Corte Suprema ratificara el fallo emanado por la Corte de Apelaciones de Santiago el pasado 2 de octubre.

Así, la Tercera Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Sergio Muñoz, María Eugenia Sandoval, Carlos Aránguiz, Ángela Vivanco y Leopoldo Llanos- rechazó la prescripción de la demanda alegada por el fisco, por lo que este último indemnizará por daño moral a los nueve demandantes.

Se trata de Rosendo Villamil ($30 millones), Fabiola Millavil ($40 millones), Luis Pinochet ($40 millones), Hugo Pinochet ($40 millones), Ramón López ($30 millones), Francia López ($40 millones), Luis Herrera ($50 millones), Consuelo Herrera ($60 millones) y Bárbara Herrera ($60 millones).

“El hecho dañoso se produjo el 27 de febrero de 2010 y la demanda se interpuso el 31 de enero de 2014, es decir, antes del transcurso del plazo de cuatro años, de modo que cabe concluir que la excepción de prescripción ha sido bien rechazada”, señala un extracto del fallo de la Suprema.

Y concluye indicando que “la sentencia de reemplazo que en tal evento habría de dictarse igualmente debería necesariamente desestimar la excepción deducida por el fisco de Chile”.

De acuerdo a la resolución del máximo tribunal, las sumas señaladas deberán pagarse debidamente reajustadas, conforme a la variación que haya presentado el Índice de Precios al Consumidor (IPC) semestralmente, entre el 8 de septiembre de 2017 y el mes que preceda al del pago efectivo en esta causa.

/psg