Pese a que la ley corta de pensiones del gobierno está estancada en el Congreso, las modificaciones a este sistema siguen siendo un tema relevante de debate por estos días, principalmente debido a los programas presidenciales, y una de las principales demandas de la población.

Al respecto, una nueva encuesta encargada por la Asociación de AFP a Criteria, arroja luces sobre la preferencia de las personas en relación a uno de los aspectos que está en discusión en materia de los fondos previsionales y que se refiere al hecho de mantenerlos en cuentas individuales y de propiedad de los cotizantes, o que pierdan esa característica para ir a un sistema de cuentas nocionales (sin propiedad) y de fondo común.

Uno de los aspectos centrales de ese debate apunta a la heredabilidad de los fondos y ahí el sondeo de Criteria muestra que el 93% de los consultados está de acuerdo o muy de acuerdo con que, “en caso de fallecimiento del trabajador, los fondos sean heredados por su familia”. Por su parte, un 89% está en desacuerdo o muy en desacuerdo con que, “en caso de fallecimiento del trabajador, los fondos no puedan ser heredados por su familia y pasen a un fondo común estatal para la pensión de todos los trabajadores”.

Asimismo, también un 93% está de acuerdo o muy de acuerdo respecto a “que exista la posibilidad de hacer retiros anticipados en situaciones extremas, como ante una enfermedad catastrófica”.

Ante el escenario de un supuesto nuevo sistema de pensiones, la encuesta, que consideró 883 casos, da cuenta que el nivel de acuerdo con la propiedad individual y la libertad de administrar los fondos es predominante.

Propiedad de los ahorros

En este sondeo que se realizó en octubre, se observa que aumentó la preferencia para que las futuras cotizaciones tengan como destino principal las cuentas de capitalización individual.

Así, mientras en septiembre el 42% respondió que si se aprobara una reforma a las pensiones que estableciera un aumento de la cotización con cargo al Estado y a los empleadores preferiría que el destino de esa cotización vaya toda a su cuenta individual, en octubre el 46% optó por esa alternativa.

En tanto, bajaron de 37% a 34% quienes quieren que una mitad vaya a su cuenta individual y la otra mitad a un fondo común para financiar pensiones de toda la población. Y disminuyeron de 21% a 19,6% los que optan porque vaya todo a un fondo común.

Las que más quieren cuenta individual son las mujeres, ya que un 49% de ellas elige esta opción. Por edad hay mucha más diferencia. Los jóvenes son. por lejos. los que más prefieren la cuenta individual: es el 57% entre quienes tienen de 18 a 24 años. Le siguen los que tienen entre 25 y 44 años (51%), luego el tramo entre 45 y 59 años (45%), y por último los mayores de 60 años (34%).

Por estrato socioeconómico, el segmento D es el que más quiere la cuenta individual (51%), luego el C2 (45%), el C3 (43%), y el ABC1 (41%).

Al ver el total de los que prefieren cuenta individual, la mayoría responde que esto se debe a que “son mis ahorros/es mi dinero” (32%), o a que “es fruto de mi trabajo/ esfuerzo” (31%).

Por otro lado, entre quienes quieren que sea mitad cuenta individual y mitad fondo común, la principal razón radica en que quieren “solidaridad/ para ayudar a otros con pensiones míseras” (44%).

Y los que optan porque todo vaya íntegramente a un fondo común, lo hacen principalmente “para que las pensiones de todos sean mejores/ dignas” (33%) y para que haya “solidaridad/ para ayudar a otros con pensiones míseras” (30%).

A su vez, la conciencia ciudadana sobre que los fondos de pensiones pertenecen a los trabajadores se ha mantenido alta, marcando un 71% en octubre. Al desagregar por segmento, es particularmente alta entre los hombres, pues el 78% lo cree así; y es incluso más alta para las personas que tienen entre 45 y 59 años (86%), y en los mayores de 60 años (89%). En paralelo, esta tendencia disminuye entre los tramos de edad más jóvenes, y llega a 53% entre quienes tienen entre 18 y 24 años.

Libertad de elección

Adicionalmente, más de la mitad de los consultados quiere libertad para elegir administrador. Esto, pues el 54% de las preferencias en octubre respecto de la administración de la cotización previsional adicional se inclina por poder elegir entre AFP y una institución estatal, porcentaje que, por edad, es más alto entre los menores de 24 años (68%); y por estrato socioeconómico lidera el segmento ABC1 (62%).

En esa línea, también aumentó la posición para que a futuro, de cara al debate constitucional, exista libertad de elección entre administradores privados y públicos, pasando desde 63% en septiembre a 68% en octubre. Aquellos que optan porque las pensiones sean administradas y gestionadas por el Estado bajaron de 31% a 27%, y quienes prefieren que las pensiones sean administradas por administradoras privadas pasaron de 6% a 5%

Además, aumentaron los detractores de una posible estatización de los fondos de pensiones, pasando desde 62% en septiembre a 69% en octubre quienes están en desacuerdo o muy en desacuerdo, mientras que el 31% se mostró muy de acuerdo o de acuerdo.

Reforma previsional

Durante todo el año la reforma de pensiones ha sido la prioridad número uno de los chilenos, sin embargo, la delincuencia ahora está en un empate técnico.

Esto, porque al consultar a las personas: “Si el gobierno solo pudiera realizar una reforma o cambio estructural para el país, ¿cuál de las siguientes alternativas consideras más urgente?”, el 33% responde una ley de “mano dura” contra la delincuencia (antes era 28%), y un 32% contesta una reforma al sistema de pensiones (antes era 33%).

En todo caso, sigue manteniéndose como mayoritaria la percepción de que es muy necesaria la reforma al sistema de pensiones, particularmente entre las personas de 45 y 59 años, pues en ese segmento el 91% lo dice así. Le siguen los mayores de 60 años (86%).

También hay consensos claros en la población en torno a temas previsionales: el ahorro a futuro como pilar fundamental; la obligatoriedad del ahorro; y la negativa a aumentar la edad de jubilación. Estos acuerdos se mantienen con respecto a la medición anterior.

Todo ello, considerando que el 92% está de acuerdo o muy de acuerdo en que “es importante y necesario ahorrar dinero para el futuro como pensionado”. El 71% responde lo mismo respecto a que “es necesario que exista un sistema que obligue a los trabajadores a ahorrar para su futuro como pensionado”. Y el 85% está en desacuerdo o muy en desacuerdo cuando se le dice que “para mejorar las pensiones se debiera aumentar la edad de jubilación”.

Asimismo, por tercera medición consecutiva, la propuesta de una Pensión Básica Universal (PBU) sigue contando con el apoyo de la gran mayoría de la población, ya que el 76% está de acuerdo o muy de acuerdo con esta propuesta. Y mayoritariamente (78%) se demanda que la PBU sea para toda la población, no sólo para quienes no pudieron ahorrar durante su vida (22%). La idea de una pensión básica estatal para todos aumenta entre los jóvenes (82%) y el segmento C2 (81%).

/psg