Activistas de derechos humanos y líderes políticos latinoamericanos exigieron la liberación de los presos políticos en Nicaragua, Bolivia y Venezuela y abogaron por la conformación de iniciativas que permitan trabajar de forma conjunta por los derechos de esos detenidos.

“Demandamos la liberación de todos los presos políticos. Las ideas se combaten con ideas, no encarcelando a quienes piensan diferente”, declaró la presidenta de la Fundación Arias para la Paz, Suzanne Fischel, que junto a la embajada de Venezuela en Costa Rica organizó este viernes el foro “SOS: Presos políticos”, en el marco del Día de los Derechos Humanos.

LA SITUACIÓN DE VENEZUELA

Uno de los expositores es el fundador del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, quien estuvo preso y salió al exilio tras conocer una condena de casi 14 años de cárcel.

“El problema de los presos políticos se esta normalizando en la región, son parte del paisaje, del día a día de la comunicación”, lamentó López, quien agregó que haber vivido “esa realidad en primera persona” le obliga a “hacer más”.

En ese sentido, planteó en el foro la posibilidad de crear una alianza de familiares de presos, organizaciones no gubernamentales y políticos.

La diputada venezolana Delsa Solórzano aseguró que el régimen de Nicolás Maduro viola los derechos humanos “todos los días” y detalló que en su país hay “más de 300 prisioneros de conciencia”.

“No hay discriminación a la hora de perseguir, se persigue a cualquiera que levante la voz contra la opresión del régimen. Los informes de organismos internacionales son cada vez más terroríficos”, expresó, antes de recordar que hay 6 millones de venezolanos en el exilio.