Para el cambio de mando del 11 de marzo, al menos 19 empresas fueron contratadas vía trato directo, sin concurso público, por el actual gobierno del Presidente Gabriel Boric. Según un reportaje realizado por Mega, estas sociedades no sólo habrían sido contratadas “a dedo”, sino que las órdenes de compra se emitieron de forma posterior, entre el 25 de marzo y el 27 de abril, bajo causal de “urgencia” para regularizar servicios prestados que no habían sido pagados.

Entre las empresas figuran productoras de eventos, banqueteras, proveedoras de streaming y compañías dedicadas a seguridad, entre otras de distintos rubros, y tres de ellas prestaron servicios en la campaña de Boric en segunda vuelta, según lo declarado por el Mandatario ante el Servicio Electoral (Servel).

Las tres empresas que trabajaron en la campaña de Boric

Una de ellas es WF Producciones SPA, creada el 6 de agosto de 2020 por Wanda Polett Flores Vásquez, y que cobró $63.574.737 bajo el concepto “presentación de artistas y logística de escenario en cambio de mando”.

En la campaña de segunda vuelta del Presidente, esta empresa emitió su factura N° 18 el 21 de diciembre de 2021, por $9.052.000, bajo la glosa “producción de evento gira de la cultura”.

En el sistema de Mercado Público no figura con otras ventas a estamentos del Estado.

Otra empresa es Exponential Ingeniería SPA, de Lorena del Pilar Pizarro Rodríguez. La sociedad no figura con otras contrataciones en Mercado Público y para el cambio de mando se le contrató de forma directa para realizar un “estudio cualitativo” por $8.092.000 (ver documento).

En la rendición de gastos de los candidatos ante el Servel, la empresa figura prestando servicios a la campaña de segunda vuelta de Gabriel Boric por “análisis y estudio cualitativo campaña presidencial”. Por ese trabajo cobró $18.206.502 a través de su factura N° 73 fechada el 19 de diciembre de 2021.

La última de las empresas que trabajó en el evento del cambio de mando y en la campaña de Boric fue Olavarríasonido SPA, de Cristián Olavarría Araya y Gabriela de Carolis Friedmann. Según Mercado Público -donde figuran suministrando servicios a distintos organismos estatales-, recibieron $8.092.000 por “servicios de audio y sonido en el cambio de mando” (ver documento).

En tanto, en la elección de segunda vuelta del actual jefe de Estado, la sociedad prestó servicios menores por $357.000 bajo la glosa “arriendo de pressbox”, los que fueron cobrados con la factura N° 2036 del 25 de noviembre de 2021.

Ex presidente del Consejo para la Transparencia: “Parece irregular”

Para el ex presidente del Consejo para la Transparencia, Jorge Jaraquemada, estas contrataciones vía trato directo “deben ser excepcionalísimas”.

“Haber contratado casi 20 empresas para un evento de cambio de gobierno por la vía del trato directo ya parece por sí solo irregular. Si a eso se le agrega que varias de esas empresas habían sido proveedoras de servicios durante la campaña electoral, esta situación se agrava”, señala a la Unidad de Investigación de El Líbero.

El abogado y director ejecutivo de la FJG agrega que “existen precedentes en que Contraloría ha desestimado este tipo de situaciones por irregulares y ha instruido los sumarios respectivos”.

Otra fuente experta en temas de transparencia señala que en este caso llaman la atención dos aspectos: «El primero es la emisión de compra posterior a la compra, que claramente es algo que no corresponde. La orden de compra debe ser previa a efectuar la compra. El segundo es el abuso del trato directo. En este caso se justifica diciendo que es una ‘emergencia’. ¿Cuál es la emergencia para contratar determinados servicios que se sabía con anticipación que se iban a necesitar?»

Los antecedentes del gobierno de Bachelet 2

No es primera vez que ocurren situaciones como esta. En el segundo gobierno de Michelle Bachelet, Presidencia también contrató vía trato directo a empresas que habían sido proveedoras de su campaña a La Moneda.

El caso más ilustrativo fue el de la empresa Gestión y Producción Ahumada Limitada (Gestus), que sacó a la luz pública en 2016 El Líbero. Esta sociedad creada por un ex funcionario de Presidencia que trabajó en el primer gobierno de la Mandataria, facturó $129 millones a la segunda campaña de Bachelet.

Posteriormente, entre 2014 y 2015, por medio del administrador de Presidencia, Cristián Riquelme, Gestus se adjudicó “a dedo”, sin licitación, contratos por $1.279 millones para organizar galas culturales con motivo del cambio de mando, fiestas de aniversario de Presidencia y celebraciones de Navidad.

Tiempo después, Riquelme tuvo que declarar ante Contraloría en el marco de un sumario que se abrió en su contra por esta y otras contrataciones “a dedo” y finalmente el organismo dirigido por Jorge Bermúdez recomendó al gobierno aplicarle sanciones a él y a otros funcionarios que eran sus subordinados.

Por Renato Gaggero para El Líbero

/psg