La Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró este jueves su “gran preocupación” por la situación de la pandemia de coronavirus en Europa debido al aumento de la transmisión en las últimas semanas e instó a los países a introducir medidas sociales y de salud pública ante una “amenaza real”.

La región europea de la OMS, que incluye a 53 países de Europa y Asia Central, entre ellos Rusia y varias repúblicas ex soviéticas, registró la semana pasada casi 1,8 millones de nuevos casos y 24.000 muertes, un 6 y un 12 % más respectivamente que la anterior, y en Europa el aumento de transmisiones en las últimas cuatro semanas es del 55 %.

Aunque la subida de casos es generalizada en todos los grupos de edad, la OMS destacó como más preocupante el “rápido” aumento en las personas mayores, ya que el 75 % de las muertes son de gente de más de 65 años.

El porcentaje de ingresos hospitalarios se ha duplicado además en la última semana, según los últimos datos.

Y si no hay una reacción y la transmisión se mantiene a estos niveles, podría haber medio millón de muertos en la región de aquí al 1 de febrero, con 43 países en situación de “presión alta o máxima” en sus sistemas de salud, según proyecciones de la OMS.

”Nos encontramos en otro punto crítico de rebrote de la pandemia. Europa está de nuevo en el epicentro de la pandemia, donde estábamos hace un año. La diferencia hoy es que sabemos más y podemos hacer más”, dijo en rueda de prensa el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

VACUNACIÓN INSUFICIENTE

Kluge apuntó sobre todo a la “insuficiente” cobertura de vacunas y al relajamiento de las medidas como causas principales del aumento de la transmisión, aunque sin olvidar factores como la estacionalidad, el inicio del curso escolar, la vuelta al trabajo presencial y el predominio de la variante delta, más contagiosa.

A pesar de que Europa roza el récord de nuevos casos, la cifra de muertes es la mitad del máximo alcanzado durante la pandemia, un hecho que se explica por las vacunas.

”Las vacunas son esenciales para superar la fase aguda de la pandemia, si las combinamos con medidas sociales y de salud pública. Nunca se prometió que las vacunas contendrían la transmisión, pero sí están haciendo muy bien lo prometido: evitar formas severas de la enfermedad, particularmente la mortalidad”, dijo Kluge desde la sede de OMS-Europa en Copenhague.

Alrededor de mil millones de dosis han sido administradas en la región, con un 47 % de la población con la pauta completa y una distribución muy desigual: mientras ocho países superan ya el 70 %, dos no llegan al 10 %.

La desigual vacunación en diversos países de Europa va desde los casos más aventajados, en la península ibérica, como los más críticos, en Europa del Este (Our World in Data)

Los países con tasas de vacunación más bajas, como los bálticos y los de Europa Central y del Este, tienen altos índices de hospitalizaciones, señala la OMS, que resalta que la mayor parte de los ingresados y muertos son gente que no ha completado la pauta.

De ahí la insistencia en aumentar la cobertura en los grupos vulnerables en esos países y de proporcionar a estos, así como al personal sanitario, una dosis de refuerzo, además de la necesidad de que haya “solidaridad global” para compartir dosis.

ACTUAR DE FORMA PROACTIVA

La OMS elogió que 23 países hayan reforzado las medidas sociales contra la pandemia en las últimas semanas, a la vez que criticó que otros siete hayan hecho lo contrario y llamó a las autoridades de cada país a reconsiderar de forma cuidadosa cualquier relajamiento en el contexto actual.

”Debemos cambiar nuestra táctica, de reaccionar a los rebrotes de covid-19 a prevenir que ocurran en primer lugar”, afirmó Kluge.

Así, defendió la utilidad de instrumentos como la mascarilla, sobre todo en interiores: si su uso alcanzase una cobertura del 95 %, podría salvar 180.000 del medio millón de vidas que se teme pueda costar la pandemia en la región hasta febrero.

Test, rastreo de contactos, ventilación en espacios cerrados y distancia física también fueron mencionados por Kluge, al igual que el “pasaporte covid”, que calificó de “herramienta colectiva para la libertad individual”.

”Las medidas preventivas no le quitarán a la gente su libertad, la asegurarán. En otras palabras, la mejor forma de evitar confinamientos, que deben ser el último recurso, es aplicar esas medidas y mantener baja la transmisión de la covid-19″, dijo.

La OMS se mostró también preocupada por la proximidad de la temporada de gripe y la posibilidad de que haya una alta circulación de ambos virus durante el invierno.

/psg