El cobre cayó por segunda jornada consecutiva, en medio de las preocupaciones por el impacto de nuevos rebrotes en China – principal consumidor de metales-, a lo que se suma la fortaleza del dólar a nivel global.

La principal exportación chilena concluyó su sesión en la Bolsa de Metales de Londres con una caída de 0,46%, al transarse en US$4,41799 la libra contado `grado A`, que se compara con los US$4,43840 del jueves y los US$4,45655 del miércoles.

Con ello, el promedio del mes se ubicó en US$4,44902 y el anual en US$4,20041. Además, el metal rojo anotó un retroceso semanal de 2,2%.

De acuerdo a José Raúl Godoy, jefe de análisis de XTB Latam, “en China se sigue recrudeciendo la pandemia con un aumento significativo de los contagios, la nueva variante al parecer está siendo incluso más contagiosa que el virus Delta y está afectando al país donde se inició todo”.

“Esto es preocupante porque si se extiende a nivel global podríamos volver a vivir confinamientos que impacten la economía en medio de políticas de normalización de los bancos centrales, lo que podría generar un ciclo económico estanflacionario a nivel global”, acotó.

Mientras que Ignacio Vidal, analista de Inversiones de Capitaria, reparó en que si bien el cobre “ha corregido en las últimas semanas, se mantiene en niveles históricamente altos, pero no ha logrado tener un impacto relevante en el peso chileno que no logra una apreciación relevante debido a toda la incertidumbre política que tendremos en las próximas semanas y a la fuga de capitales que estamos viendo desde el Fondo E de pensiones”.

Por otra lado, esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos se mantuvo firme en su opinión de que la inflación será “transitoria” y probablemente no requerirá un rápido aumento de tasas de interés, lo que favoreció al billete verde.

/psg