Pedro Castillo aventaja en nueve puntos en intención de voto a su rival Keiko Fujimori para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú, según una nueva encuesta difundida este domingo, a cinco semanas de la votación.

El sondeo de la encuestadora Ipsos publicado en el programa dominical Cuarto Poder dio un 43% de intención de voto a Castillo frente al 34% de Fujimori.

La distancia entre ambos candidatos a la Presidencia de Perú se ha visto reducida en dos puntos porcentuales respecto a la anterior encuesta de Ipsos, realizada hace dos semanas, entre el 15 y 16 de abril, ya que Fujimori creció tres puntos y Castillo aumentó uno. Aunque el achicamiento de la diferencia está dentro del margen de error, la campaña fujimorista considera que es una señal de tendencia.

“Lo tomamos con humildad, con serenidad. Vemos que finalmente las cifras y las tendencias empiezan a moverse”, dijo Keiko Fujimori al programa dominical Cuarto Poder.

Además, resaltó que el estudio fue realizado antes del debate del sábado. “Falta todavía un largo camino. Es importante hacer un llamado a las personas que se están sumando que nos sigan ayudando”, sostuvo.

Los incrementos de los dos candidatos vienen de los indecisos, que han bajado al 10% y han preferido en mayor medida a Fujimori que a Castillo, especialmente entre las mujeres, según precisó el presidente de Ipsos, Alfredo Torres.

Fujimori, además, viene intentando reducir su “antivoto”, integrado por los ciudadanos que afirman que bajo ningún concepto votarían por ella. En las últimas semanas, bajó a 50% (de 55% en el sondeo previo), aunque necesita seguir reduciéndolo para ser competitiva. En el caso de Castillo, el 36% de encuestados respondió su total oposición al candidato de Perú Libre.

El sondeo también reflejó que el 36% de los peruanos quiere cambios radicales en el modelo económico neoliberal que se consolidó en Perú desde el mandato de Alberto Fujimori, tal y como promueve Castillo, que reivindica la nacionalización de la explotación de los recursos naturales. El 54% prefiere cambios moderados y solo el 11% abogó por el continuismo, lo que hasta ahora ha enarbolado Keiko Fujimori, quien busca alcanzar la Presidencia para reivindicar el legado de su padre, al que ha prometido indultar de la condena de 25 años de cárcel que cumple por delitos de lesa humanidad.

Fujimori consiguió una amplia diferencia en Lima, con el 51% de apoyo frente al 29% que prefiere a Castillo, pero la situación es inversa en el interior del país: el 51% votaría al líder izquierdista frente al 25% que opta por Fuerza Popular.

La polarización es aún mayor entre los sectores socioeconómicos. En la clase A, de mayores ingresos, el apoyo a Fujimori es de 81%, frente al 11% de Castillo. En el sector E, el más bajo (y mucho más populoso), el apoyo a Castillo es de 60%, contra un 22% de Fujimori.

La encuesta se realizó el 30 de abril a 1.204 personas adultas del ámbito nacional de Perú, con un margen de error del 2,8%.

El país, en recesión a causa de la pandemia y políticamente inestable desde 2016 -tuvo con tres presidentes en cinco días en noviembre-, ahora se encamina a un balotaje entre dos postulantes situados en las antípodas y que en conjunto obtuvieron apenas el 32% de los votos en la primera vuelta.

A las urnas están convocados el 6 de junio más de 25 millones de peruanos para elegir a su próximo presidenta o presidente para el periodo 2021-2026, que tomará el mando el próximo 28 de julio, día de los 200 años de la independencia de Perú.

/psg