Durante la jornada de este miércoles se dio a conocer, a través de un medio de comunicación, una denuncia presentada contra el candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric.

En concreto, se trata de una acusación contra el parlamentario que apunta a un presunto hecho de acoso cuando él era presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), lo que se remonta al año 2012.

Si bien la denuncia se realizó a mediados de junio de este año a través de las redes sociales -específicamente Instagram- de la denunciante, este miércoles El Líbero publicó una nota sobre el episodio, donde además aseguran que la denuncia fue validada por la candidata diputada y dirigente estudiantil/feminista Emilia Schneider. “Los hechos son verdaderos”, comentó Schneider a través de Twitter.

Posterior a la publicación en Instagram, la denunciante realizó un hilo en Twitter -el 19 de julio- entregando detalles del episodio. En el texto, entre otras cosas, se lee “me refiero a los hechos de violencia ocurridos el año 2012 y denunciados en 2012 y 2016 a Izquierda Autónoma y Movimiento Autonomista, que jamás fueron investigados en tiempos en que no existían protocolos de acoso”.

Y en el último punto agrega: “si la actual orgánica política de Gabriel Boric quiere aclarar los hechos y levantar algún proceso reparatorio, estoy disponible”. El hilo fue eliminado el 20 de octubre.

La presidenta de Convergencia Social (CS) -partido donde milita Boric- Alondra Carrillo fue consultada por El Líbero sobre la situación y contestó que “de este tema yo no me voy a referir sin consentimiento de la víctima a este medio”. En tanto, la Dirección Nacional de Convergencia Social aseguró que “de acuerdo al Tribunal Supremo, organismo regulado según la Ley de Partidos y encargado de procesar estos temas, no hay denuncias presentadas”.

En ese escenario la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett, se refirió a la denuncia en Radio Universo.

“Nosotros cada vez que hay un caso, tanto que nos contacten a nosotros, o que conozcamos por los medios de comunicación o las redes sociales, a través de Sernameg nos contactamos con las víctimas y le ofrecemos todo el apoyo del Estado” , inició la ministra.

En ese sentido siguió diciendo que “hay situaciones donde la víctima no quiere el apoyo porque tiene apoyo privado, hay otras que en su gran mayoría lo reciben. Cuando esto entra a un proceso judicial, es la justicia la que debe referir, en eso debemos ser cuidadosos, pero entregamos el apoyo jurídico con profesionales especializados en materia de género”.

“No puedo referir a casos que hoy puedan estar en proceso judicial, pero por supuesto que damos todo el apoyo a la víctima”, añadió y afirmó que “ella y a todas las mujeres en nuestro país que lo requieran, siempre van a recibir apoyo del Sernameg, su mandato es que ninguna mujer en Chile se sienta sola. Pero hay limite, y ese límite es cuando entra a proceso judicial, pero nosotros datos todo el apoyo jurídico y psicosocial. Sernameg es quien se contacta y en este caso específico no tengo la información”.

Por otro lado, Boric ha negado tajantemente el episodio que se le acusa a través de Twitter. “Ante la acusación de acoso levantada por El Líbero manifiesto no haber realizado lo que se señala. Como cualquier ciudadano, estoy disponible para toda investigación, ya sea en sede legal o mediante los protocolos que durante años han construido las compañeras feministas”.

Y añadió: “soy siempre autocrítico respecto a comentarios y actitudes machistas que haya tenido en el pasado y estoy en permanente revisión de mi conducta para ajustarla a los principios que defendemos”.

/psg