Casi una decena de investigaciones acumula a la fecha el Ministerio Público a raíz del brote de coronavirus en el país, el que suma, según lo reportado hoy por el Gobierno, 746 contagios a lo largo de todo Chile.

Tras consultar a cada una de las jurisdicciones regionales, la mayoría de las indagatorias está ligada al incumplimiento de medidas sanitarias, como cuarentena, espera de entrega de exámenes o evitar reuniones con alto número de personas.

Abordando la situación, desde la fiscalía Metropolitana Sur explicaron que quienes no respeten la cuarentena decretada por las autoridades se arriesgan a dos tipos de sanciones.

“Una dice relación con multas establecidas en el Código Sanitario, que va desde 0,5 UTM, a 50 UTM, es decir hasta monto aproximado de $2.500.000”, indicó el fiscal Jefe Delitos Violentos Sur, Christian Toledo.

Y agregó: “Así mismo también existe un tipo penal que sanciona con la pena de 61 días a 541 días, más una multa, para aquellas personas que al no cumplir la cuarentena, infringiendo las reglas establecidaspor el Minsal, propagaren o pusieran en riesgo la salud pública”.

El persecutor señaló que en estos casos es necesario establecer la situación en que la persona se encontraba realizando el aislamiento, si este era preventivo u obligatorio, y si esta estaba al tanto de estar contagiada. También los contactos que tuvo durante el periodo en el exterior.

Acá, el detalle de las investigaciones confirmadas:

Antofagasta

En el norte del país se abrió una investigación por el delito de atentado contra la salud pública en contra un dentista de Antofagasta, quien habría atendido a más de 90 pacientes a pesar de estar con cuarentena.

Desde la fiscalía regional señalaron que la indagatoria quedó a cargo de la Brigada de Delitos Medio Ambientales y Contral el Patrimonio Cultural (Bidema) de la PDI.

“La fiscalía investigará este caso para determinar o no la efectividad de esta denuncia y, en evento que se confirmen estas hipótesis, el profesional arriesga una pena que va desde los 61 días a los 541 días de presidio”, indicó el vocero y abogado de la fiscalía de Antofagasta, José Troncoso.

Santiago

Ya en la región Metropolitana, la fiscalía Metropolitana Oriente está a cargo del caso denunciado en las últimas horas por la Clínica Alemana.

Fue desde dicho recinto médico desde donde se ingresó una querella al Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago por el delito de amenaza, diseminación de gérmenes patógenos, hacer peligrar la salud pública y lesiones agravadas.

La acción es contra un joven de 24 años que, según lo descrito, acudió la noche del 16 de marzo a urgencias por un cuadro respiratorio agudo, con sospecha de infección por Covid-19.

Desde la clínica indicaron que el hombre se negó a pagar los exámenes, expresando “a gritos su malestar por el cobro de la cuenta”, mientras que él y sus acompañantes “se despojaron de sus mascarillas y guantes y comenzaron a toser directamente a la cara de la enfermera”. También se le acusa de haber agredido a uno de los doctores.

“Se solicitó, mediante el abogado de la Clínica Alemana, las cámaras de seguridad que pudiesen haber captado los hechos denunciados, así también como los datos de contacto de todos los testigos y médicos involucrados para poder ser citados en su oportunidad (…) los imputados no han sido citados todavía. Ya se encuentran individualizados y serán citados por la PDI en su oportunidad”, indicó el fiscal de Las Condes, Francisco Lanas.

Ñuble

En el Ñuble, región que implica especial preocupación para el Gobierno tras un importante aumento en los contagios, según indicó hoy el ministro de Salud, Jaime Mañalich, la fiscalía regional ha iniciado ya dos indagatorias.

Ambas fueron comunicadas el 19 de marzo. Primero se informó de la apertura de una investigación “con el fin de aclarar los hechos conocidos públicamente respecto al contagio de un grupo de personas con Covid- 19 que pudiera estar relacionado con un gimnasio de la zona sur de Chillán”.

De acuerdo a lo trascendido, casi una treintena de personas se habrían contagiado tras compartir clases y maquinarias.

El segundo caso se inició luego que Carabineros diera cuenta al fiscal de turno de Chillán de la detención de un hombre que habría sido instruido por personal de salud a realizar cuarentena en su hogar por posible contagio, la que no respetó al ir a trabajar.

Según la policía uniformada, el hombre había informado a un centro de salud que habría estado en contacto con una persona contagiada, siendo catalogado como un caso sospechoso.

La fiscalía dejó al detenido en libertad y a la espera de citación.

La Araucanía

Son dos las investigaciones que a la fecha se siguen en la región de La Araucanía. Una de ellas implicó una querella por parte del Gobierno por un eventual delito contra la salud pública.

La primera es contra un hombre de 29 años que se sometió al examen de coronavirus y que, pese a aún no contar con el resultado, viajó en avión desde Santiago a Temuco. Aquello obligó la cuarentena de los 27 pasajeros que lo acompañaron en el vuelo.

“Estimamos que la situación es grave y hemos dispuesto un fiscal con dedicación preferente, como es el fiscal jefe de Villarrica Carlos Hoffman”, afirmó hace unos días el persecutor regional, Cristián Paredes.

La otra investigación, también a cargo de Hoffman, es contra la seremi de Salud de La Araucanía, Katia Guzmán, por realizar conferencias de prensa estando contagiada.

Desde el ente persecutor señalaron que a la fecha se han recibido cuatro denuncias contra la autoridad: tres de trabajadores de medios de comunicación y una cuarta del Colegio de Periodistas.

Ante ello, el persecutor y vocero de la fiscalía de La Araucanía Roberto Garrido señaló que, por disposición del regional, se solicitó a la PDI la conformación de un equipo especializado para abordar este tipo de indagatorias.

“Lo que se sanciona penalmente no es el contagio en sí mismo, sino el hecho de infringir las reglas que han sido dispuestas por la propia autoridad para el cuidado de la población”, detalló.

Los Lagos

En Los Lagos se formalizó por atentado contra la salud a un sujeto que transportaba a 19 personas un evento, pese a que este tipo de reuniones se encuentran suspendidas ante la alerta sanitaria.

De acuerdo a la indagatoria seguida por el OS-9 de Carabineros, se utilizó la red social de Facebook para promocionar la fiesta “Parcelazo sin ataos”, la que implicaba el pago de una entrada de $4 mil y transporte gratuito desde la Plaza de Armas de Puerto Montt. Ya al tanto de la información, los efectivos realizaron un control preventivo en el sector, a eso de las 23:00 del sábado, logrando la captura del conductor.

El fiscal jefe de Puerto Montt, Marcelo Maldonado, señaló que también se inició investigación respecto del organizador del evento en cuestión.

“La fiscalía tomó conocimiento de ciertas personas que estaban organizando un evento de magnitudes importantes, que obviamente iban en contra del reglamento que había sido emitido por la autoridad sanitaria al estar cerrados una serie de establecimientos, entre ellos discoteques, pubs”, indicó Maldonado.

/psg