El dólar mantuvo su tendencia a la baja este viernes, y cerró sus operaciones con un retroceso de $4,30 en el mercado local.

Con ello, el billete verde se ubicó en puntas de $695,20 vendedor y $694,90 comprador, niveles que no se veían desde en julio de 2019.

Al respecto, Carlos Quezada, trader senior de Libertex, apuntó que esto es consecuencia de “un cobre en máximos históricos y depreciación del dólar a nivel internacional por un dato de empleo no agrícola muy por debajo de las expectativas del mercado, lo que confirma que las tasas recién a finales del 2023 se subirán en EE.UU., sumado a un aumento en las exportaciones en Chile. Todo ello permite que la moneda cierre bajo los 700 pesos en la sesión de hoy”.

Sumado a esto, Sebastián Espinosa, estratega de mercados de XTB Latam, indicó que en Chile “el fuerte dato de IPC también fortalece al peso chileno, debido a que la inflación en los últimos 12 meses supera al objetivo del 3% y el IPC acumulado hasta abril alcanza un 1,6%, poniendo presión a nivel local al Banco Central. Sobre todo teniendo en cuenta que durante mayo habrá una inyección de liquidez importante a través del retiro del 10% y esto pudiera acarrear un alza importante en el consumo”.

Y agregó que “si se sigue esta tendencia, el Banco Central podría verse en la obligación de tomar medidas de subida de tasas, lo que presiona al alza al peso chileno hoy y debilita también al tipo de cambio”.

/psg