A las 17 horas de este jueves la mesa de la Convención Constitucional decidirá si invitará a los expresidentes de la República Eduardo Frei, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera a la ceremonia de entrega del borrador de la Constitución, que se realizará el 4 de julio próximo.

En esa reunión se zanjará finalmente la eventual presencia de los exgobernantes y, de acuerdo a lo asegurado a Mega Investiga, la decisión de invitarlos ya estaría tomada, produciéndose un vuelco en lo que había sido la determinación original.

Una vez que se se conoció que los ex mandatarios no estarían presentes se produjo un fuerte cuestionamiento a tal decisión, pues al tratarse de un evento republicano, se esperaba que los ex mandatarios, por el rol desempeñado al mando del país, hubieran sido los primeros en que la organización del evento hubiese pensado.

Esta mañana la presidenta de la Convención, María Eisa Quinteros, fue consultada por la controversial decisión y explicó que “realizar la ceremonia en este edificio (ex Congreso) tiene ciertas limitaciones de aforo”.

Justificó además que en una primera ocasión los expresidentes no hubiesen sido invitados porque solo serían 20 o 23 personas quienes podrán concurrir al Salón de Honor por el aforo que exige la pandemia.

“No hay un veto de dejar fuera a los expresidentes”.

“En la reunión de mesa del viernes pasado se establecieron criterios de invitación, básicamente a organismos, instituciones del Estado, del poder constituido en ejercicio. Y se fue priorizando y se determinó que no hay un veto o una intencionalidad de dejar fuera a los expresidentes. Lamentamos que se esté dando esta controversia, pero hemos decidido conversar este tema porque el listado se hizo pensando en autoridades en ejercicio que han apoyado el proceso y hay un montón de autoridades que han quedado fuera”, sostuvo la presidenta de la Convención en una conferencia de prensa en el Congreso.

Quinteros indicó que lamentablemente el Covid limitó la participación e indicó que ni siquiera podrán invitar a rectores de universidades, gobernadores, alcaldes, instituciones internacionales.

Aprensiones por seguridad

Al evento del 4 de julio asistirán unas 600 personas y algunos convencionales aseguran que la mesa directiva del órgano constituyente había resuelto no invitar a los exmandatarios por una cuestión de seguridad. La aprensión se centraba en que la presencia de los exgobernadores podría suscitar manifestaciones en contra de algunos de ellos, con lo que los medios de comunicación eventualmente se centrarían en ese episodio, y no en el acto mismo. Puntualmente existiría temor de que algunos de los presentes realizaran alguna acción contra el expresidente Sebastián Piñera.

Una decisión que también se adoptará mañana por la tarde, es si se extenderá además la invitación a la senadora independiente Fabiola Campillai.

/gap