Cerca menos tres meses han transcurrido desde que el constituyente Rodrigo Rojas Vade confesara en La Tercera haber mentido sobre tener cáncer tras haber basado en dicha enfermedad su campaña a la Convención.

El representante del distrito 13 recibió una serie de críticas tras la revelación, tras las cuales supuestamente renunció al organismo que redacta la nueva Constitución. Sin embargo, la Segpres afirmó que se le sigue pagando el sueldo mientras no se defina un mecanismo oficial de renuncia, pese a que Rojas Vade dejó de asistir a las sesiones.

En tanto, la mesa directiva de la Convención presentó una denuncia en su contra por eventual delito de perjurio, ya que en su declaración de patrimonio inscribió un supuesto tratamiento quimioterapéutico. Además, se le acusa por eventual la recaudación ilegal de dinero en rifas y colectas.

Ante la acción judicial, Rojas Vade acudió a confesar al cuartel de la Policía de Investigaciones en Independencia, mientras que su abogado, Tomás Martínez, reveló que su representado padeció sífilis, trombocitopenia inmunitaria (PTI) y la enfermedad de Behcet en lugar de cáncer.

Este martes, Emol reveló parte de las declaraciones del convencional, entre las que confiesa que “sobre mi apariencia física, debo señalar que se debe a una decisión personal que traigo desde el año 2003 y no tiene relación con darle más sustento a mi supuesta enfermedad”.

“Sin embargo, respecto al uso de catéteres puedo señalar que fueron puestos por mí con la finalidad de aparentar un supuesto proceso de tratamiento médico relacionado con mi supuesto cáncer. A su consulta sobre la participación en agrupaciones relacionadas con pacientes oncológicos, debo señalar que nunca he participado en alguna de ellas”.

Sobre la recaudación de dinero, el constituyente afirmó que “puedo señalar que solo realicé una rifa y fue acá en la ciudad de Santiago, la cual fue promocionada a través de mis cuentas de Instagram y Facebook”.

Mi hermana me apoyó en la publicación y promoción en redes sociales y en la venta de los números. En relación al dinero recaudado, debo señalar que fue un monto aproximado de $13 millones, dinero que recibí en mi cuenta corriente del Banco Itaú, N° 210236370 y que destiné en su gran mayoría al pago de mis tratamientos”, añade.

Respecto al acceso a sus cuentas bancarias, Rojas Vade indica que “no la proporcionaré, así como tampoco deseo autorizar la obtención de información relacionada con fichas clínicas y tratamientos que no haya proporcionado voluntariamente”.

Además, el convencional asegura que en su campaña nunca mencioné ni comenté nada respecto de mis afecciones reales, siempre sostuve la teoría de un cáncer. En relación a los gastos médicos en los cuales incurría mensualmente, debo señalar que en gastos por concepto de medicamentos no superaba los $100 mil mensuales. Respecto de los gastos relacionados con mis hospitalizaciones y tratamientos en centros médicos, como la Clínica Alemana, han sido variables”.

También indica que “conforme a la pregunta formulada en relación a que si mentí en algún momento durante la información proporcionada para realizar mi proceso de postulación como convencional, debo señalar que no, nunca mentí ni proporcioné información falsa”.

Sobre su situación, asegura que “fue un error muy grave y estoy pagando las consecuencias. Mostré a todo el país mi situación de salud con un diagnóstico distinto, mucho antes de que fuera candidato a Convencional y solo se organizó la rifa cuando me quedé sin trabajo”.

/gap