El cobre anotó su segunda alza consecutiva este miércoles en la Bolsa de Metales de Londres, ante el llamado del sindicato de un centro de operaciones remotas de las minas de cobre Escondida y Spence en Chile a iniciar una huelga a partir del jueves.

Los trabajadores rechazaron una oferta de contrato presentada por BHP -empresa controladora de ambas minas- y anunciaron el inicio de una paralización el jueves a las 08.00 horas, lo que amenaza los ya bajos suministros mundiales del metal, considerando que Escondida es el principal yacimiento de cobre del mundo.

Así, el metal rojo culminó su tercera sesión de la semana avanzando 0,22% al transarse en US$4,5200 la libra contado ‘grado A’, que se compara con los US$3,5100 del martes y los US$4,4760 del lunes.

Con esto, el promedio del mes retrocedió a US$4,6240 , mientras que el anual subió a US$4,0630.

“Si ocurre la huelga en las minas Spence y Escondida, será un problema para el mercado”, dijo Jonathan Barnes, de Roskill, a Reuters.

El analista afirmó que otros riesgos para el suministro en América del Sur incluyen las regalías mineras y la incertidumbre sobre la nueva Constitución en Chile, y una ventaja en las encuestas para las elecciones presidenciales de Perú de parte de Pedro Castillo, un candidato que quiere implementar nuevos impuestos y regalías.

“Todo eso se suma al hecho de que las mineras no invertirán debido a la incertidumbre y no habrá ninguna respuesta de oferta primaria en un momento en que el mundo está desesperado por el cobre”, afirmó Barnes.

/psg