“Las primarias deben ser sin exclusiones y sin condiciones”. Esa es la frase que repiten al interior de Apruebo Dignidad, en medio del enredado escenario de las primarias presidenciales y a horas de que se acabe el plazo de inscripción de esos comicios.

Tras el terremoto que produjo en el sector los resultados de las elecciones del fin de semana, en las que el pacto del Partido Comunista y el Frente Amplio se impusieron por sobre la Unidad Constituyente en materia de convencionales constituyentes, hoy las colectividades del sector realizan frenéticas gestiones para sellar un complejo acuerdo.

Luego de que en la Democracia Cristiana -colectividad más afectada tras las elecciones- renunciara anoche su timonel, Fuad Chahin y su abanderada, Ximena Rincón, quedara en una debilitada posición al obtener solo un poco más de la mitad del respaldo de su junta nacional, el PS y el PPD esta mañana tomaron definiciones clave para decidir si podrían dar un giro y sumarse a la primaria del bloque Apruebo Dignidad, quebrando la histórica alianza con el centro político.

En primer lugar, la comisión política del PS definió desechar las primarias solo con Unidad Constituyente, situación que se leyó como una priorización hacia los sectores de izquierda. Asimismo, resolvieron que dicha medición debía darse sin exclusiones, con una lista parlamentaria común que garantice la representación de cada partido en función de su fuerza electoral y acuerdo programático.

En tanto, al cierre de esta edición el PPD confirmaba de decisión de Heraldo Muñoz de bajarse de la carrera presidencial. Horas antes la mesa del PPD había puesto tres condiciones para poder virar hacia ese lado de la centroizquierda en una primaria: que no haya vetos, un programa mínimo y que se construya una lista parlamentaria común.

Ese último punto ya había sido conversado informalmente entre algunos de los timoneles, como Álvaro Elizalde (PS), Catalina Perez (RD) y Guillermo Teillier (PC). E, incluso antes de que el PPD sacara su declaración, desde Apruebo Dignidad habían transmitido a los dirigentes de Unidad Constituyente que no se abrirían a incluir ese elemento dentro de un acuerdo de primarias.

En todo el Frente Amplio remarcan que la condición del PS y el PPD no es aceptable. Si bien aseguran que no se cierran a esa opción en el futuro, recalcan que no corresponde que cierren hoy una conversación de esa naturaleza.

En tanto, en la centroizquierda sostienen que la misma opinión ha transmitido el PC, aunque aseguran que en esa colectividad se inclinarían por tener dos listas parlamentarias. “Vamos juntos a la primaria, pero en listas separadas”, fue el mensaje del Partido Comunista.

Muñoz y Rincón en horas cruciales

Desde temprano, en el círculo de Muñoz aseguraban que el excanciller vivía horas claves respecto de su futuro en la carrera presidencial y que hoy estaba dentro de las posibilidades que pudiera bajarse.

Algo similar ya había hecho esta mañana la carta del Nuevo Trato, Pablo Vidal, quien declinó su candidatura a favor de la abanderada PS, Paula Narváez.

En tanto, el candidato del PR, Carlos Maldonado, sostenía que una primaria debería ser sin “veto” e insistía en “una primaria de toda la oposición (…) si eso no es posible, somos partidarios de una primaria de Unidad Constituyente”. Cercanos al radical aseguraban que, por ahora, no estaba en evaluación declinar su candidatura.

Durante la tarde, en todo caso, los ojos estarán puestos en la decisión que tome la junta nacional de la DC. Hasta el cierre de esta edición, la presidenta interina de la falange, Carmen Frei, hacía gestiones para que Rincón declinara su opción presidencial. En la colectividad varios dirigentes esperan que asuma, en cambio, presidenta del Senado Yasna Provoste.

La senadora por Atacama manifestó ayer su disponibilidad para competir en una primaria de la centroizquierda, aunque estaría a la espera de la decisión de su par por El Maule.

/psg