Un nuevo ataque contra la subcomisaría de Carabineros de Peñalolén se registró la madrugada de este jueves en pleno toque de queda.

Producto de los incidentes, 27 personas fueron detenidas por desórdenes o conducidas a la unidad policial por infracción a la restricción horaria.

De acuerdo a los antecedentes policiales, una turba de aproximadamente 100 individuos ocasionó desórdenes en el sector de Lo Hermida, por avenida Grecia, los que se prolongaron hasta las 2:00 horas de la madrugada de este jueves.

Además, los individuos atacaron con objetos cotundentes, elementos incendiarios y armas hechizas a la subcomisaría de Peñalolén, que ha sido objeto de diversos ataques desde el inicio del estallido social, en octubre pasado.

Cabe indicar que en estos hechos no se registraron funcionarios lesionados.

Carabineros intervino con Fuerzas Especiales, además de carros lanzagases y lanzagua, hasta que se logró controlar la situación en la madrugada.

Llamó la atención la participación de numerosos menores de edad.

Al respecto, el teniente coronel Rodrigo Soto, de la Prefectura Santiago Oriente, explicó que “un menor de 15 años fue encontrado con elementos incendiarios. Va a pasar a primer control de detención”.

“Llama mucho la atención de este ataque que participan muchos menores de edad. ¿Qué pasa con los padres que no ven la gravedad de estos hechos?”, cuestionó la autoridad policial.

/psg